Al peor Padre del mundo

Este domingo se cumple el último día del mes del festejo a los Padres, figuras fundamentales en el desarrollo físico y emocional de los hijos, en la actualidad un niño o una niña que crece de la mano de una figura paterna, es un niño o una niña que tendrá una base sólida para enfrentar los retos de la vida, el Padre tiene una obligación común, en lo que respecta al cuidado y crianza. Anteriormente sustentaba económicamente a la familia, ahora que la mujer entró en el mundo laboral, el Padre tiene que integrar la cotidianidad del hogar y compartir el cuidado de los hijos.

En este aspecto quiero agradecer a mi esposo, por ser el peor Padre del mundo, encargado de regañar, disciplinar y poner límites; por compartir las tareas del hogar y hacer el mercado todos los domingos; por enamorarte de esta mujer con un bebé en los brazos, por darme una maravillosa y tierna hija; por enseñarles el valor y el orgullo de la humildad representado en esa casita de tierra, en el cajón de limpiar zapatos y los pies descalzos.

Por tus triunfos profesionales que la provincia nos los nota, pero si tú familia, porque mientras forjas el alma de cientos de deportistas, nosotros sentimos la ausencia; con todo esto no digo que seas el hombre perfecto, ni seamos la pareja ideal, y aunque a veces no te demos la atención que quisieras, sabes que tienes todo nuestro amor. ¡Felicidades, a todos los Padres del mundo!!!.