Aislamiento social, el lado positivo para la naturaleza

El ministro del Ambiente y Agua de Ecuador, Juan DeHowitt, señaló que el aislamiento social es un llamado de atención para replantear la importancia que le damos al cambio climático, a la protección del ambiente y a la conservación de las áreas protegidas en un escenario post Covid-19, como parte de las agendas de desarrollo de los países de la región para enfrentar los desafíos posteriores, tanto sociales como ambientales. Esta reflexión la realizó en el marco del “Día Internacional de la Tierra”.

Positivo
Con esto concuerda Álvaro Cadena, director de Ambiente de Imbabura quien explica que esta emergencia sanitaria tiene un lado positivo para la naturaleza pues el daño del ser humano era muy evidente. “Hay menos contaminación visual, auditiva, contaminación hídrica, hay menos tala de árboles, incendios forestales. Este tiempo nos ha servido mucho para tener el respeto mutuo”, explicó.

Ecosistemas
Byron Real, Antropólogo, especialista en vulnerabilidad social y riesgo, y conservación tropical y desarrollo, reconoce que la degradación de los ecosistemas, principalmente por la deforestación y el avance de los seres humanos en ecosistemas prístinos “supone nuevos relacionamientos que exponen a la sociedad a vectores de transmisión de zoonosis”.
“Al degradarse un ecosistema se altera o incluso destruye los hábitats de especies silvestres, lo que con frecuencia conlleva a una reorganización de las cadenas tróficas, como mecanismo adaptativo a las nuevas condiciones que se presentan. Esto significa cambios en las relaciones predador-presa y, consiguientemente, nuevas vías de conectividad de patógenos”, enfatiza Real.

Una lección
“Esta situación nos ha dejado una lección de respeto a la naturaleza, a los animales y del medio. Hoy atravesamos un medio difícil, desde nuestros hogares, pero vemos que esta crisis sanitaria ha llevado al mundo a plantearse nuevas alternativas, enfocados en una estrategia del aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y en la convivencia armónica entre el ser humano y la naturaleza”, agregó Cadena.