Agua, recurso que se debe cuidar para vivir

pag-2El futuro del agua es poco alentador porque cada año disminuye notablemente, explica la bióloga Samia Ortega Andrade, de la Universidad Técnica del Norte, UTN.

“Especialmente si el cambio del clima sigue como está ahora, muchos metros cúbicos de agua se evaporarán antes que nosotros tomemos conciencia y cuando lo hagamos posiblemente sea demasiado tarde, sobre todo por la tala indiscriminada de los bosques y el manejo inadecuado de los recursos”, menciona.- La bióloga habla de actividades antropogénicas, en las que interviene el hombre, que hacen que los ecosistemas estén en peligro. Otro caso es la afectación a las fuentes de agua por actividades agrícolas ya que el uso de fertilizantes tóxicos hace que esos compuestos contaminen el líquido vital y el agua no pueda ser consumida por animales ni por humanos, lo que altera la calidad del recurso hídrico. Samia explica que la erosión del suelo ocasiona que el agua que cae por la lluvia hace que arrastre todos los sedimentos e incluso los contaminantes que están en él. “No se absorben directamente en el suelo y son arrastrados a los ecosistemas lacustres” lo que ocasiona que con el tiempo se acumule cantidad de sedimentos. Alrededor del agua no solo hablamos del líquido como tal sino de especies animales, plantas y otros microorganismos que forman parte de la dinámica del ecosistema. La bióloga manifiesta que la UTN lidera proyectos de investigación en la zona 1 con relación a la conservación de los recursos naturales. Es importante tomar conciencia de las actividades que realizamos y cómo afectan al agua, “que en algún momento llegará a terminarse si no fomentamos estrategias de conservación. Una de las fortalezas es educar a los niños para que no desperdicien el recurso”. El gerente de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra, Emapa, Arturo Fuentes, afirma que cada vez escasea el agua en el mundo debido a la mala utilización por parte de los seres humanos “que malgastamos” el líquido vital. “Si protegemos el agua, protegemos la vida” es el eslogan de este año para llegar con el mensaje de cuidado del líquido vital. “Estamos convencidos que de nosotros dependerá que las futuras generaciones no sufran por del desabastecimiento”. Fuentes afirma que en Ibarra está garantizada la dotación de agua hasta en unos 25 años, lo que se reforzará con el proyecto Pesillo – Imbabura. El cantón cuenta con 28 vertientes para brindar el servicio a la población. Aún queda mucho por hacer. Es un tema de conciencia. “El agua es la esencia de la vida, pero 750 millones de personas en el mundo, sobre todo los pobres y marginados, siguen privados de este derecho humano fundamental”, cita la Unicef. En los sectores rurales de Imbabura, la dotación de agua potable todavía es un tema pendiente.