Agricultores se van por lo alternativo

Tulcán. Si bien la papa es el cultivo tradicional de la provincia del Carchi, su inestabilidad en el precio, la sobre oferta en el mercado e incluso el daño del suelo por el monocultivo, son algunos de los puntos en contra que tiene la siembra del tubérculo.

Los agricultores locales buscan enfrentar estas situaciones adversas implementando nuevos sembríos con productos como el aguacate y los frutales. Eligio Bastidas, director del Ministerio de Agricultura, MAG, precisó que se está fortaleciendo el cultivo del aguacate, particularmente en Mira. También la siembra del mango en el Valle del Chota, donde antes se hacían cultivos de ciclo corto como el fréjol, está dando bueno resultados. A eso se suman cítricos como mandarina, naranja, limón que se están fortaleciendo a través de programas que incluyen riego para su producción. Bastidas precisa que las zonas cálidas de Bolívar y Mira se han aprovechado para este tipo de cultivos. “Se está analizando la posibilidad de hacer alianzas estratégicas a través de la mesa técnica biprovincial de frutales para ver cómo se puede desarrollar cultivos frutales en pisos climáticos diferentes en zonas como La Paz, donde ya hay experiencias de chirimoyas, manzanas, peras”.

El aguacate es el cultivo alternativo que más despegó, seguido del mango. Serían cerca de 1200 hectáreas de aguacate y de mango 300 hectáreas.

Piscicultura. La piscicultura, pese a que se intentan en cantones como Montúfar aún no hay mayor despegue por falta de estrategias de comercialización.

Edmundo Pozo, de la comunidad San Francisco de la Línea Roja junto a 15 personas incursionaron en criar truchas.