Agresión contra las mujeres, un mal que está siendo muy repetitivo

Tulcán.- Tres días han pasado desde el cruel asesinato de Lizeth Karolina Riofrío Revelo a manos de su expareja y el dolor se siente en las calles de la capital carchense. No es exageración, pues la hoy occisa pertenecía a una distinguida familia tulcaneña, al igual que su verdugo.

Informe
Del 1 de enero al 30 de junio de este año, se han registrado en el país 29 feminicidios. En el caso de Tulcán es el primero que ocurre. El último asesinato a una mujer por su pareja se dio a inicios del año anterior.

Las cifras son escalofriantes, sin embargo hay una luz de esperanza entre los deudos de las mujeres asesinadas. Ximena Coello, directora de la Política Criminal de la Fiscalía, aseguró que el 86% los femicidios judicializados en Ecuador acabaron con sentencia condenatoria, delitos que representan el 36% de la causa de muertes violentas de mujeres en el país, indica el primer comunicado criminológico elaborado sobre la materia.

“El 86% tuvieron una sentencia condenatoria y el 82% de todas ellas se sancionaron con el máximo de la pena, algunos hasta 40 años de cárcel en casos particulares con agravantes”, explicó.

En estas cifras se encuentra Marlon Francisco Guerrón, asesino de Beatriz García Galvis, quien fue condenado a 34 años y 8 meses de prisión.
Hasta la fecha es el primero en ser condenado por este delito desde que se tipificó desde el 2014 dentro del Código Integral Penal en Ecuador.

Aunque en Tulcán solo hay una persona condenada por este delito, el pasado 3 de julio se juzgó a Byron Revelo a 11 años, 6 meses y 20 días por tentativa de femicidio, en otro caso que alteró la tranquilidad de la capital carchense.

Hechos y casos
Hasta la fecha las estadísticas sobre el asesinato de mujeres, por el hecho de serlo o por una relación de poder con sus victimarios, eran recogidas principalmente por el aparato judicial y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Sin embargo, la Fiscalía Nacional ha analizado los datos y puesto en común variables para poder determinar con mayor exactitud las causas, circunstancias y favorecer la generación de políticas públicas.

El análisis data de agosto de 2014 hasta el 31 de mayo de 2019. Coello indica que habría que sumar otra veintena de casos de muertes por violencia machista en el país registrados en meses recientes.

Entre los más relevantes, hasta la fecha de corte, señala que han ocurrido 935 muertes violentas de mujeres de las que “el 36% son femicidios”, y que hay provincias más violentas que otras y no necesariamente por su alta densidad de población. Así: Pichincha, Guayas y Manabí son las provincias que reportan una mayor incidencia en los casos, con 65, 60 y 37 casos, respectivamente.