Agosto es la fecha límite

altOtavalo. La descontaminación de las aguas residuales que se generan en la cuenca del lago San Pablo llega a su etapa final ya que las 11 plantas de tratamiento esta terminadas en su totalidad el funcionamiento de estas iniciará en Agosto.

 Plantas de tratamiento. La obra es ejecutada por la constructora Coandes y es parte del proyecto de recuperación del lago San Pablo, a través de la construcción del alcantarillado sanitario y el tratamiento de aguas servidas provenientes de las poblaciones que circundan el sistema lacustre.

El monto de inversión es de 4´587.988 dólares, de los cuales el 60 por ciento es aporte del Ministerio del Ambiente y el 40 por ciento es asignación del Gobierno Municipal de Otavalo.
La obra, que está avanzada en casi el cien por ciento, tiene como propósito garantizar la seguridad sanitaria de los habitantes de la cuenca del lago San Pablo y cuidar ese recurso natural.

 Comunidades. Las plantas son construidas en González Suárez, Inti Huaycopungo, Huaycopungo (Norte y Sur), San Miguel Bajo, Cuaraburo, Eugenio Espejo, Araque, San Pablo, Pucará de Velásquez, Pivarinsig y Cachiviro.
Están compuestas por separadores de caudales, tanques sedimentadores, filtros anaerobios y los tanques de tratamiento a base de levnas.
“Estamos tranquilos ya que después de dos años se concreta la obra que rescatará al lago y nos dará mejor calidad de agua” manifestó José Picuasi, morador de González Suárez.

 Turismo. Con la obra realizada también se piensa en mejorar el servicio al turista.
Los comuneros del sector piensan en crear una asociación que brinde el servicio de turismo comunitario.
Además con la recuperación del Lago San Pablo será seguro realizar deporte acúaticos.