Agente municipal fue agredido mientras cumplía su trabajo

Otavalo.- Un Agente de Control Municipal resultó con una herida en un ojo tras recibir un golpe de puño en un hecho suscitado la tarde del viernes en la calle Abdón Calderón y 31 de Octubre. Dos personas fueron detenidas tras el incidente.

Los hechos
El agente de control se encontraba realizando su trabajo en el sector antes mencionado. Según la versión presentada por los Agentes de Control Municipal y transmitida por el director de seguridad ciudadana de la municipalidad, Marcelo Burbano, un carro en el que se encontraban dos personas “se estaciona sobre la vereda en la calle Abdón Calderón y 31 de Octubre.

El Agente procede a llamarle la atención, pidiéndole que se retire. La persona que está al volante reacciona mal indicando que ellos se van a quedar hasta cuando les dé la gana. Se produce una discusión y en ese momento sale otra persona del vehículo y le da un golpe de puño al agente. Lamentablemente golpea los lentes y esto produce que los vidrios ingresen al ojo del funcionario”, explicó Burbano.

Detenidos
Al lugar donde ocurrió el hecho acudieron Agentes Civiles de Tránsito y Policía Nacional. Dos personas fueron detenidas por este suceso y el agente agredido fue atendido por personal de una ambulancia que atendió la emergencia y, debido a los cortes en el ojo fue trasladado al hospital San Luis de Otavalo.

Comercio en el sector
La intersección de la calle Abdón Calderón y 31 de Octubre es una de las más concurridas en la ciudad. Todos los días se puede observar decenas de vendedores informales que ‘juegan al gato y al ratón’ con los Agentes de Control Municipal, que a pesar de los esfuerzos no pueden mantener la vereda expedita pata el tránsito peatonal.

“Hay algunos vendedores ambulantes que sí hacen caso y se retiran cuando les pedimos, pero hay otros que actúan a la defensiva y se quedan de manera irreverente, haciendo puesto en la vía pública”, dijo un funcionario que pidió no ser identificado.

Vendedores ambulantes
La venta informal es incontrolable en este sector, especialmente los días sábados. Ayer, la mayor parte de la calle Abdón Calderón, arteria que conecta los mercados Copacabana y 24 de Mayo, lucía llena de vendedores informales en el tramo que corresponde al barrio El Batán.

A pesar de los controles de los agentes municipales los comerciantes permanecieron en este sitio hasta pasado el mediodía. “Hay algunos policías municipales que son amables y respetuosos, pero hay otros que no respetan nada y quieren hacer cumplir las disposiciones a la fuerza”, aseguró Fernando Camuendo, vendedor informal de la ciudad.

Desde la municipalidad se aseguró que el equipo jurídico institucional inició los trámites en contra de los agresores violentos que fueron detenidos.