Agencia de Transito aún no devuelve dinero de multas cobradas de manera irregular en Ibarra

fotoIBARRA. Una corona fúnebre, a manera de despedida, colocó Luis Yépez en un fotorradar ubicado en la salida sur de la ciudad, entre La Florida y Chorlaví. Este fotorradar y el ubicado en la Pana norte a la altura de la Hostería El Prado fueron apagados hace tres semanas.


  Luis Yépez es un abogado que defiende -sin ningún costo, según dijo- a conductores que se sienten afectados por las multas impuestas luego de ser captados por los fotorradares.
Cerca de mil conductores le han realizado consultas a través de las redes sociales y personalmente.
Tras defender un caso descubrió que existieron inconsistencias y el 22 de marzo logró una sentencia a favor de un conductor, aunque, hasta ayer aún no se eliminaba la multa de 366 dólares de la página web de Movidelnor y de la Agencia de Tránsito.  
El jueves 12 de mayo, a las 09:00, se realiza una audiencia pública en la Defensoría del Pueblo a la que están citados 15 peticionarios afectados, el gerente de Movidelnor, Édgar López; Diego Ordóñez, gerente de Trafficnor y Egma Chica, coordinadora provincial de la Agencia de Tránsito en Imbabura.
Según Yépez, Trafficnor cubre una deficiencia de los alcaldes y municipios que forman parte de la Mancomunidad de Tránsito.
Luego que los fotorradares fueron apagados el alcalde de Ibarra, Álvaro Castillo,  que preside la Mancomunidad de Tránsito del Norte, resolvió esta semana que se devuelva el dinero a usuarios que fueron sancionados con multas por exceso de velocidad y que fueron captados por los fotorradares ubicados en la Panamericana Norte y en el sector de Chorlaví, que iniciaron a operar desde el 20 de enero hasta abril, cuando los equipos  fueron suspendidos y apagados.
Édgar López afirma que la falla de la gerencia anterior de Movidelnor fue no solicitar los permisos correspondientes al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, MTOP, para instalar los fotorradares en los dos sectores que, según la Agencia Provincial de Tránsito, no forman parte del perímetro urbano de la ciudad.
López dice desconocer el número de personas sancionadas en los dos tramos, así como el monto que deberá ser devuelto a los usuarios afectados. Explica que el dinero se depositó en la cuenta única de recaudación de tránsito de la Agencia Nacional y que los montos siguen allí.
“No nos han transferido ni un solo centavo a las cuentas de Movidelnor o a Trafficnor.
Y no es el único monto pendiente que la Agencia debe entregar a Movidelnor. Aún están represados 500 mil dólares de otro tipo de sanciones. Monto que, según López, hace un mes pasó al Ministerio de Finanzas.
Sobre Trafficnor, no será tan fácil cerrarla, pues de hacerlo, la penalidad le representa a Movidelnor siete mil salarios básicos, más el doble de la inversión realizada. El contrato con esta empresa se estableció por cinco años en el tema de fotorradares.
El tercer fotorradar se encuentra en la avenida 17 de Julio. Las multas que se generen por exceso de velocidad en este lugar sí se cobrarán de acuerdo a la infracción. Las sanciones que se generen por el fotorradar móvil también se cobrarán.