Afectados por el impuesto verde insisten en que se derogue esa tasa

Ibarra. Los integrantes del colectivo Fuera Impuesto Verde han realizado en las últimas semanas una serie de marchas y plantones con el objetivo de protestar contra los elevados costos del impuesto Ambiental o también llamado “Impuesto verde”.

En Ibarra también hacen recorridos por las diferentes calles para informar a los propietario de vehículos que desconocen sobre este rubro.

Logros. Andrés Mora, coordinador de Imbabura, comenta que han estado cumpliendo con una serie de actividades para visibilizarse y que la gente tome conciencia para que puedan apoyar su causa. Entre los últimos logros está que su pedido, para derogar por completo este impuesto, sea ingresado a la Asamblea por parte de un bloque de legisladores, además la Defensoría del Pueblo de Azuay finalmente acogió también el pedido y para esta semana se tenía previsto el ingreso de una carta de 6 páginas con el respaldo de cientos de firmas recogidas a nivel nacional.

“Es un impuesto que atenta contra nuestros patrimonios y que daña la economía” enfatizó Mora quien explicó que el problema mayor es que un gran número de personas desconoce de este pago y que solo se enterarán al momento de pagar su matrícula.

Ya adeudaban. Pero este impuesto ya afectó a varios ciudadanos desde el 2012, según Mora, es por eso que algunas personas incluso adeudan 7 o 9 mil dólares pues sus matrículas han sido impagables por el alto costo que genera el impuesto y mucho peor será este año que no existe descuento. Son aproximadamente 900 mil dueños de vehículos los afectados a nivel nacional con este pago.

Sumatoria de problemas. Aparte de la afectación a su economía personal, miembros del colectivo dicen que sus patrimonios se ven afectados pues una persona hace mucho esfuerzo para comprar su auto pero al momento de venderlo debe enfrentarse a una dura realidad. “Es como que si nuestros vehículos no valen nada. Si queremos venderlos tampoco vamos a poder y a esto se suma el alza al precio de la gasolina que es la peor de Latinoamérica e incluso el valor de los autos son doblemente más caros que en países vecinos”, explicó Mora.

Sumas elevadas. Con esto concuerda Andrés Endara, también miembro del colectivo, quien pone como ejemplo que es propietario de un Toyota Fortuner de 2007. El año pasado canceló 350 por la matrícula e impuesto verde pero este año debe cancelar la suma de 780 dólares.

También dice que hay casos de propietarios de las Trail Blazer que pagarán entre 1 200 y 1 500 dólares, es decir, 5 veces un sueldo básico. “Es importante que sepan que no solo es el costo elevado que nos cobran sino que como dijo el coordinador del colectivo deprecia nuestros autos y es difícil la venta”, señala y explica que mucha gente que sabe de este problema rechaza la compra porque el gasto es muy fuerte.

“Son autos que muchas veces se usan para el campo, para cargar, transportar, que forman parte de los procesos productivos y no es justo. Quieren que nos cambiemos a un carro chino pero que no nos durará ni cuatro años, así que esa no es la solución”, añadió.

Normativa. De acuerdo a la normativa, el impuesto verde no podrá ser mayor al 40% del avalúo del vehículo.

Cabe precisar que no es que el gobierno actual subió el monto de este impuesto, lo que sucede es que el mencionado tributo ya no se cobra con el descuento que tenía hasta el año pasado.

Opiniones. En cuanto a los fines que este rubro tiene, de la recaudación nacional, muchos ciudadanos piensan que será destinado a proyectos ambientales pero no es así.

“Considero que el total recaudado va para el Ministerio del Ambiente, para sus proyectos que van encaminados a hacerle frente a la contaminación”, dice el ciudadano José Hurtado.

De igual forma Inés Pérez dice que lo lógico es que se invierta en el tema de la contaminación. “Si se denomina impuesto verde es porque debe ir al financiamiento de proyectos que vayan por esa línea o sino no tendría sentido”.

Arcas Nacionales. EL NORTE se comunicó con el Ministerio del Ambiente en Quito y recibimos la siguiente respuesta: “ El tema del impuesto verde lo lleva completamente cada GAD Municipal, por lo que el Ministerio del Ambiente no recibe ningún monto sobre el mismo”.

Buscamos entonces la respuesta en el GAD Ibarra y desde Movidelnor nos confirmaron que el impuesto recaudado por el Servicio de Rentas Internas, SRI, va a las arcas nacionales, es decir, para todos los gastos del país.

Los miembros del colectivo recorren las calles con flyers informativos que dejan en los autos.
También con pancartas llaman la atención de los conductores para que se interesen en este tema y apoyen su lucha.