Aeropuerto de Ibarra motivo de controversia

altIBARRA.- Imbabura, no solo Ibarra, aunque con mayor importancia esta capital provincial, debe decidir con criterio técnico antes que político, el destino del aeropuerto “Atahualpa”, hoy convertido en tema de controversia.

La discusión se genera cuando desde la municipalidad se habla de la intencionalidad de construir en ese preciso lugar un parque temático, mientras que desde la óptica de varios sectores, debe seguir manteniéndose el aeropuerto porque es un patrimonio de la ciudad y la provincia “y se debe buscar otro sitio para la construción de un gran parque, porque también la ciudad lo necesita”.

 Posiciones distintas. A la posición adoptada por la Junta Cívica y el Movimiento Ciudadano de Ibarra se van sumando más sectores para frenar la intención del alcalde de Ibarra, ingeniero Jorge Martínez, quien en varias intervenciones públicas se ha mostrado indeclinable ante lo que él cree es una oportunidad de organizar la ciudad, sobre todo en lo que al tránsito vehicular se refiere. Paralelamente se muestra optimista para llevar adelante la construcción de un parque temático y según ha informado, se está socializando el tema y desde el gobierno nacional existe el visto bueno para seguir adelante, incluso se contaría con los recursos económicos para llevar adelante el proyecto.

 Transferencia en agosto. El alcalde de Ibarra, Jorge Martínez Vásquez, señaló que uno de los cuatro ejes de desarrollo dentro de su planificación es la construcción del parque metropolitano de Ibarra en lo que hoy es el aeropuerto “Atahualpa” cuya transferencia desde la Dirección de Aviación Civil a la Municipalidad se realizaría en agosto y se lo ejecutará mediante un concurso de diseño.

 Un patrimonio.  Quienes se han opuesto  a la idea del alcalde han enfatizado que se corre el riesgo de perder el  aeropuerto,  “que es un patrimonio de la provincia” y han recalcado que se trata de un lugar libre de todo tipo de  contaminación, incluido el visual.  Ante los afanes de la autoridad municipal de transformar el Aeropuerto en un  “parque temático”, consideramos, dicen,  que “es un despropósito, basados en los argumentos dados, además que  es totalmente negativa la inversión del dinero de los ecuatorianos, porque en la etapa invernal se llenaría de lodo y piedras como está acaeciendo cada año y con más fuerza en abril por  el material que baja desde las canteras”. Terrenos para parques  hay muchos y en los mismos aleros de la ciudad, así como para  la construcción de vías, constan en proyectos que reposan en la municipalidad, sin necesidad de destruir el Aeropuerto, señalaron.