Una adulta mayor que vive en extrema pobreza recibió ayuda

Sin techo, ni paredes adecuadas, soportando el frío de todas las noches, se puede resumir que Luzmila Cabezas una mujer de 84 años de edad vivía en condiciones infrahumanas. La adulta mayor habita sola en el sector de Santa Martha de Zuleta. En días pasados, la mujer recibió una gratificante ayuda que le permitirá vivir en mejores condiciones.

Para poder cumplir con esta importante ayuda se conoció que el Gad Parroquial de Angochagua a través del proyecto del Adulto Mayor efectuó una nueva acción de ayuda social las personas que se encuentran en un extremo estado de vulnerabilidad.

Con el trabajo de los técnicos del proyecto, el apoyo de un bono de emergencia de la Fundación Care Ecuador permitió comprar algunos materiales para poder adecuar la pequeña bodega en donde la adulta mayor vive, también se unió a esta noble causa la comunidad de Zuleta que tuvo el gran gesto de donar madera.

Rosita Colimba, presidente del Gad Parroquial de Angochagua, contó que Luzmila vive sola ya bastante tiempo y que siempre sale de su humilde hogar para recoger basura, hierbas o leña para entregar a las personas que viven por su sector.

Care Ecuador ayudó a 30 familias de la parroquia, en donde Luzmila Cabezas fue una de las más beneficiadas.

Colimba contó que varios de los vecinos de la adulta mayor le dan de comer ya que cuando le entregaban los kits de alimentos, la adulta mayor procedía a regalar todos los productos.

Para proceder a ayudar a esta mujer, se informó que durante cuatro días, jóvenes realizaron una minga social para adecuar las paredes y un mejor techo, todo esto se realizó cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad.

También Colimba, resaltó el apoyo de todas las instituciones que aportaron para brindarle un espacio en mejores condiciones. La gestión para conseguir el apoyo permitió además entregarle una colchoneta, una estera, una chalina, víveres y algunos utensilios de cocina.

Así mismo, Nelly Colimba, coordinadora del Proyecto del Adulto Mayor enfatizó que este tipo de trabajo social se cumple de manera frecuente en diferentes Comunas de la Parroquia y a personas que requieren apoyo.

Ahora la mujer ya vive en mejores situaciones, sin embargo desde el Gad de Angochagua estarán pendientes de la mujer para seguir manteniendo la ayuda.
La presidente de la comuna, indicó que la mujer beneficiada mostró su rostro de alegría por permitirle de a poco mejor su condición de vida.