Aduana de Ecuador restringe el paso de televisores e impresoras por la frontera con Colombia

televisor

TULCÁN. El Servicio Nacional de Aduana del Ecuador, SENAE, dio a conocer a través de un comunicado de prensa, que en los días siguientes se realizarán ajustes a los tipos de bienes que ingresan al Régimen Transfronterizo. Según la Aduana, las personas que ingresan al país por las fronteras terrestres no podrán nacionalizar como bienes tributables ni televisores, ni impresoras.

De acuerdo a Francisco Hernández, director distrital del SENAE en Tulcán, la medida empieza a regir desde el próximo 25 de octubre, donde se darán mayores detalles de la decisión.

DEBE NACIONALIZAR

No obstante, la disposición institucional no será aplicada a los comerciantes beneficiarios de la canasta comercial establecida por el Comité de Comercio Exterior (COMEX), que en Carchi superan los 6 000 comerciantes.

Desde el 25 de octubre, para ingresar este tipo de mercancías (televisores e impresoras) por las fronteras terrestres del territorio aduanero ecuatoriano, deberán ser nacionalizadas cumpliendo todos los requisitos de un importador ordinario.

La Aduana recuerda que los viajeros podrán ingresar al país, sin pago de tributos, sus efectos personales, es decir, los bienes que acompañan al turista o al grupo familiar, siempre que por su cantidad o valor no puedan ser considerados comerciales.

En declaraciones anteriores, el director distrital del SENAE, en Tulcán, señaló que durante la primera fase de la canasta comercial trasfronteriza, en Carchi, se movieron 6 millones 200 mil dólares, entre octubre de 2015 hasta el 30 de septiembre de este año.

El artículo de mayor demanda fueron los televisores con un total de 4 millones y medio de dólares, seguidos de las impresoras por un monto de 240 mil dólares. La canasta comercial transfronteriza se aplica a Carchi, Sucumbíos, Orellana, Loja y Huaquillas.

La medida busca apoyar a las zonas fronterizas que han visto decaer su actividad económica a causa de diversos factores, entre estos la devaluación de las monedas vecinas. En esta segunda fase, en Carchi, el cupo total para más de 6 000 comerciantes suma un total de 54 millones de dólares.