Adolescente juzgado por asesinato

p38f1IBARRA. Hace 175 días el comerciante de frutas, Édgar Flores fue asesinado con 16 puñaladas. El crimen causó conmoción cuando la Policía detuvo a Rubí F., su conviviente y su hijastro de 15 años. Ambos son los principales sospechosos de haber acabó con la vida de Édgar. Ayer concluyó la audiencia de juzgamiento en contra del adolescente.

 

Acontecimientos. A las 09:00 de ayer, en el auditorio de la Corte Provincial de Justicia se realizó el juicio a puerta cerrada.
La Fiscalía de Adolescentes Infractores demostró ante el Juzgado Segundo de la Niñez y Adolescencia elementos y pruebas de convicción.

 

Pruebas. Según las versiones de los imputados el cadáver de la víctima fue encontrado en la lavandería de la casa donde habitaba.
La Fiscalía y Policía realizaron pruebas de luminol y se encontraron manchas de sangre en el baño, dormitorio master y en la habitación del adolescente.
Se conoció que la causa del crimen sería porque el fallecido maltrataba a su conviviente, supuestamente esto habría desatado la ira del adolescente.
Un cuchillo es la evidencia del crimen,

Proceso. La audiencia de juzgamiento que inició el pasado viernes concluyó ayer.
La autoridad competente dará a conocer su fallo en los próximos días. El adolescente permanece aislado en el Centro de Adolecentes Infractores de Imbabura.

Otro juicio. Mientras que su progenitora, Rubí F., sería juzgada por el asesinato ante un tribunal penal. Ella está privada de la libertad en el Centro de Rehabilitacion Social de Ibarra.
Hechos. La muerte del comerciante de 46 años ocurrió el pasado 17 de octubre de 2012. Y hace dos meses se realizó la reconstrucción de los hechos en torno al crimen.
La defensa de ambos procesados podrá apelar la decisión de los magistrados apegados al derecho si la sentencia fues
e condenatoria.
El delito de asesinato se contempla en el artículo 450 del Código Penal y se sanciona hasta con 25 años de reclusión mayor especial.