Adiós a Marco Vivanco, un grande del automovilismo

Marco Vivanco formó parte de la “época de oro” del automovilismo ecuatoriano. Conocido como “El Negro Vivanco”, Vivanco, en las décadas 60s y 70s, fue una de las figuras del automovilismo nacional. El pasado sábado, el expiloto ecuatoriano falleció dejando luto en el deporte tuerca ecuatoriano.

Vivanco fue uno de los mejores pilotos del Ecuador de todos los tiempos. Se inició como piloto en 1964 en la carrera Esmeraldas-Quito, al volante de un auto Fiat 600 Abarth.
Posteriormente participó en varias competencias internacionales, donde obtuvo importantes triunfos a bordo de un vehículo Austin Cooper.

Don Fernando Madera, una de las leyendas vivientes que tiene el automovilismo imbabureño y nacional, primero, dijo sentirse muy apenado por el deceso de Vivanco. Madera describió a Marco Vivanco como un gran piloto, pero sobre todo muy honesto cuando de competir se trataba.

También mencionó que, en 1971, Vivanco fue campeón nacional y un año después, el piloto imbabureño le tomó la posta subiendo al primer lugar del podio del automovilismo ecuatoriano. Además, lamentó que hace meses le perdieron la pista a uno de los pilotos de la “época de oro”.