Acusada de la muerte de locutor queda libre de culpa

zoila

Ibarra.- El 14 de enero de este año se produjo la muerte de Oliver. B. En ese momento toda culpa recayó en su esposa, Zoila. P, con quién presuntamente tuvo una discusión minutos antes de cometerse este hecho de sangre.

La cónyuge del hoy occiso fue la única detenida y empezó el proceso judicial de ley. La Fiscalía inició su labor investigativa, demostrando pruebas que sirvieron para que hace pocos meses el Tribunal de Garantías Penales de Imbabura dictaminara la sentencia de 6 años y ocho meses de prisión para la sospechosa.

Zoila P. fue trasladada hasta la cárcel de mujeres ubicada en la ciudad de Tulcán, en donde se encontraba pagando su condena.

Sin embargo, sus abogados defensores no estuvieron conformes con la sentencia, aduciendo que la involucrada en este hecho de sangre no cometió el delito de muerte con premeditación o planificación de hacerlo, sino que este hecho sucedió porque la ciudadana actuó en ese momento en legítima defensa, tras las supuestas agresiones que recibía por parte de su cónyuge Oliver. B.

Resolución final. Tras aceptar la apelación de la condena; el tema volvió a los tribunales y fue este viernes 23 de junio en la audiencia correspondiente, que el Tribunal de la Sala Multicompetente de la Corte Provincial de Imbabura, dictaminó luego de un minucioso análisis del proceso y tras escuchar las intervenciones de los abogados de la defensa, acusación y fiscal, que no existe exceso de legítima defensa como lo argumentaba el fiscal encargado de investigar el proceso. “Este tribunal deja sin efecto las medidas cautelares en contra de Zoila P. y se solicita se deje en libertad inmediatamente a la ciudadana”, dijo el juez ante los presentes.

Este dictamen lo realizó en presencia del hijo mayor de la acusada y varios familiares de la misma. En ese momento, una gran cantidad de mujeres aplaudían la resolución en las afueras del Consejo de la Judicatura de Imbabura.
La familia del fallecido no presentó ninguna acusación particular en contra de Zoila P.

Artículo 33 del COIP. Existe legítima defensa cuando la persona actúa en defensa de cualquier derecho, propio o ajeno,
siempre y cuando concurran los siguientes requisitos:

1. Agresión actual e ilegítima.
2. Necesidad racional de la defensa.
3. Falta de provocación suficiente por parte de quien actúa en defensa del derecho.

Artículo 30 del COIP. Causas de exclusión de la antijuridicidad.- No existe infracción penal cuando la conducta típica se encuentra justificada por estado de necesidad o legítima defensa.
Tampoco existe infracción penal cuando se actúa en cumplimiento de una orden legítima y expresa de autoridad competente o de un deber legal.

El día del hecho. Ese día según el parte policial, se confirmó el deceso de la víctima, en la Sala de Emergencia del Hospital San Vicente de Paúl. Hasta ese lugar habría sido trasladado con varias heridas en el abdomen y la mano izquierda.