13-10-2019 | 23:40
(I)

Sorprende al Gobierno ecuatoriano asilo de Gabriela Rivadeneira en México

Quito. El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores, José Valencia, aseguró este domingo que el Gobierno de Ecuador está “un poco sorprendido” al conocer que la parlamentaria opositora Gabriela Rivadeneira fue acogida por la embajada de México en Quito tras pedir asilo político a ese país.

Valencia indicó en una entrevista a la Agencia Efe que la sorpresa del Ejecutivo ecuatoriano a este hecho se debe a que la legisladora “no tiene ningún requerimiento de la Justicia” y goza de inmunidad por su condición de aforada.

El canciller de Ecuador señaló que no han recibido ninguna nota oficial del Gobierno mexicano al respecto y que el sábado se enteraron de la solicitud de asilo de Rivadeneira al país norteamericano por el sitio web de la Secretaría (Ministerio) de Relaciones Exteriores de México.

En esa comunicación pública se informaba que el Gobierno de México brindaba en su embajada en Quito “protección y resguardo” a Rivadeneira, asambleísta nacional por el opositor Movimiento Revolución Ciudadana (MRC), partidario del expresidente Rafael Correa (2007-2017).

“La institución del asilo no establece contacto entre los dos estados. México tendrá sus razones”, consideró Valencia, quien ofreció estas declaraciones a Efe en mitad de la crisis que atraviesa Ecuador por las protestas contra las medidas de austeridad económica emprendidas por el Gobierno.

“Si a nosotros nos pregunta, le diremos que la señora no tiene requerimiento y que en Ecuador no hay perseguidos por sus ideas políticas, a diferencia de lo que ocurría en el Gobierno de Correa”, añadió el ministro.

En ese sentido, Valencia afirmó que Correa encarceló a dirigentes indígenas y que después fueron amnistiados por el actual presidente, Lenín Moreno, que también fue exvicepresidente de su predecesor.

Este sábado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció “situaciones de violencia y represión alarmantes” registradas durante las protestas en Ecuador por las medidas de austeridad económica adoptadas por el Gobierno de Lenín Moreno, que incluyen la eliminación del subsidio a los combustibles.