18-11-2019 | 15:23
(I)

Reducción considerable de peregrinos ecuatorianos a la Virgen del Quinche

Quito. El número de feligreses que este año participaron en la peregrinación de la virgen del Quinche se redujo sustancialmente y se situó en torno a las 115.000 personas, en comparación con los cientos de miles de años anteriores.

Así lo dijo a Efe el secretario de seguridad del Municipio de Quito, Juan Pablo Burbano, que adujo razones climáticas y el paro del mes pasado como principales obstáculos.

Burbano declaró a Efe que “no pudieron hacer la convocatoria” de la peregrinación “desde el mes de octubre por el paro (ola de disturbios)” que tuvo lugar en el país, lo que sumado al mal clima, rebajó las expectativas de asistencia.

El alto funcionario municipal también explicó que este año se utilizó “una metodología más precisa para contar” a los participantes, teniendo en cuenta un promedio de “17 personas por metro cuadrado”.

La Virgen del Quinche es una de las imágenes marianas más veneradas del país, foco de peregrinación y una devoción que la han hecho valedora, en mayo pasado, de una réplica en forma de mosaico en el Vaticano.

Entronizada en un imponente santuario de estilo neorománico que terminó de erigirse a principios del siglo pasado en esta pequeña población andina próxima a Quito, la popular virgen fue visitada por el papa Francisco en julio de 2015.

En 1945 fue coronada como “Reina de Ecuador” y es una reconocida reliquia patrimonial del país, foco de peregrinación desde hace 418 años.

Cada año son cientos de miles, a veces hasta el millón, las personas que recorren a pie decenas de kilómetros para acudir en peregrinación y acompañar la escultura de madera tallada en el siglo XVI por el artista de la escuela quiteña Diego de Robles, que solo sale de su vitrina dos veces al año.

Sobre la baja asistencia de este año, Burbano explicó que durante el fin de semana los funcionarios de los servicios de emergencia y seguridad ya comentaban que “la ocupación de cada uno de los sitios (de reposo), el campo, la iglesia, y las mismas carreteras (que conducen a El Quinche), no se vieron con tanta afluencia”.

En una rueda de prensa este lunes, el director del Servicio Integrado de Seguridad ECU911, Juan Zapata, confirmó una baja en las emergencias registradas lo que “quizá va relacionado con el menor número de personas que este año fueron hacia el Quinche”.

Según Zapata, 84 emergencias fueron reportadas al ECU911, un 35 por ciento menos que el año anterior.

“En seguridad ciudadana fueron 40 (emergencias atendidas), en gestión sanitaria 16, en tránsito 22, en servicios municipales fueron dos y en gestión de siniestros, uno”, especificó.

Uno de esos casos fue el fallecimiento de un varón de 72 años por paro cardiopulmonar y otro el de una mujer embarazada que tuvo que ser trasladada a un hospital para dar a luz.