05-05-2016 | 21:50

Protestan en Bogotá por presencia de exsecuestrada Íngrid Betancourt

    aaaaaaaaaaaaaBOGOTÁ. La presencia de la excandidata presidencial Íngrid Betancourt hoy en Bogotá, a donde llegó para asistir al foro "La reconciliación, más que realismo mágico", provocó la protesta de un pequeño grupo de personas que no está de acuerdo con el apoyo que ella le brinda al proceso de paz que adelanta Colombia con las FARC.



La excandidata, que estuvo secuestrada durante seis años y medio por esa guerrilla (2002-2008), regresó al país para pedir que la sociedad se reconcilie y convierta así en "estable y duradera" la paz que esperan alcanzar en los próximos meses el Gobierno y las FARC.

Sin embargo, algunos ciudadanos aseguraron a Efe que "a Íngrid Betancourt la afectó directamente la violencia del terrorismo y ahora por una serie de conveniencias quiere cambiar todo su papel después de que ella demandó al Estado".

El manifestante, que aseguró ser miembro de la católica Sociedad Colombiana de Tradición y Acción, de la que dijo no es de tendencia ultraderechista, agregó que estaban protestando en contra de "la impunidad que trae el proceso de paz" porque eso no va "con todas las cosas que se han firmado en el derecho internacional".

En ese sentido el hijo del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, Martín, quien también asistió al foro, afirmó que existe mucha desinformación sobre el proceso de paz.

"Se puede ser disidente o pensar de una manera distinta frente a esta iniciativa pero lo justo sería hablar con la verdad", añadió.

A unos metros de esa protesta, otro puñado de ciudadanos, que llevaba máscaras de los rostros de personas que están en contra del proceso de paz, como el procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez, o el expresidente Álvaro Uribe, estaba manifestándose en favor de las negociaciones de paz.

Uno de los promotores de esa iniciativa, Diego Romero, destacó que están representando a esas personas que no creen en las negociaciones que se adelantan en La Habana.

Entre los manifestantes se observó una pancarta gigante que decía "Declarémosle la paz a la guerra", en la que Íngrid Betancourt y su compañera de cautiverio, Clara Rojas, entre otros, pusieron un mensaje de reconciliación.

"Me alegra ver que hay una iniciativa ciudadana que apoya los diálogos, la reconciliación y la paz de Colombia", destacó Martín Santos.

VINCULADO A

MÁS INFORMACIÓN