23-06-2019 | 12:58

Piden traslado de cárcel a exvicepresidente Jorge Glas por amenaza de muerte

Quito, 23 jun (EFE).- Eduardo Franco, abogado del expresidente ecuatoriano Jorge Glas, pidió hoy a las autoridades de su país que trasladen a su cliente a una cárcel más segura en Quito, ante una supuesta amenaza contra su vida efectuada por presuntos reos en un vídeo anónimo.

Franco aseguró a Efe que ha solicitado al Ministerio del Interior que Glas sea trasladado desde la prisión de máxima seguridad de la ciudad andina de Latacunga, donde se encuentra actualmente, hasta la llamada “Cárcel 4” de Quito, que ofrece mayores garantías de seguridad.

El letrado publicó en su cuenta de Twitter el vídeo en el que un grupo de personas con sus caras cubiertas con camisetas anaranjadas -omo las que se provee a los reos en las cárceles, amenazan a Glas con matarlo, en medio de una exigencia para que el Gobierno les cumpla supuestos ofrecimientos de mejoras.

“Lo vamos a matar a Jorge Glas, lo vamos a ir a buscar y lo vamos a entrar”, asegura en ese vídeo una de los encapuchados que aparenta ser el líder, quien además pregunta a supuestos compañeros suyos sobre el porqué no tomaron al exvicepresidente en días pasados, como habría sido un supuesto pacto.

“Estamos cansados de este Gobierno que no hace valer nuestros beneficios como PPL (Personas Privadas de Libertad)”, añade el encapuchado mientras mueve su mano un cuchillo común.

Franco recordó que en la última semana, en la misma cárcel de Latacunga, se han sucedido hechos violentos en los que han muerto al menos tres reos a manos de otros prisioneros, en lo que algunos analistas consideran una disputa de bandas que pugnan por el control de la cárcel.

Por eso, “estoy solicitando que (Glas) sea traslado a la Cárcel 4 de Quito, para proteger su vida”, añadió el abogado tras recalcar que, por los hechos últimos, los reos de la cárcel de Latacunga parece que “se están matando entre ellos”.

El vídeo “tiene que ser investigado porque se alcanza a ver el rostro de la persona que está con un cuchillo”, añadió Franco tras insistir en que el Gobierno tiene que “tomar medidas” para impedir que se consume la presunta amenaza.

“Dios quiera que no se cumpla”, finalizó el letrado.

Las autoridades aún no se han pronunciado sobre esta denuncia.

Glas fue condenado a seis años de prisión por un caso de asociación ilícita relacionado con la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y cuando mantenía prisión por algo más de un año en Quito, fue trasladado en octubre del año pasado a la prisión de Latacunga, a unos 90 kilómetros de la capital.

Desde entonces, el exvicepresidente ha pedido su cambio, por considerar que en esa prisión corre peligro su vida.