07-11-2019 | 11:32
(I)

Localizan fuente radiactiva robada de una universidad en Quito

Quito. Una fuente radiactiva que fue robada en la tarde del miércoles de una universidad de Quito, fue localizada este jueves en las inmediaciones un parque del sur de la ciudad, informó el Comité de Operaciones de Emergencias de la capital ecuatoriana.

El hallazgo se produjo cerca del parque Las Cuadras y fue notificado por dos guardias de seguridad de acuerdo al Twitter oficial del servicio integrado de seguridad ECU 911, y el Cuerpo de Bomberos de Quito.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) indicó que el dispositivo encontrado está “intacto, sin roturas” y que se le realizaron mediciones, antes de precisar que no existen niveles de radiación y por lo tanto, “ningún tipo de peligro para la ciudadanía y el ambiente”.

El suceso obligó a los efectivos de seguridad a cerrar las calles aledañas al parque, en concreto, las de Rumichaca Ñan, Morán Valverde y Matilde Álvarez, a fin de que el Cuerpo de Bomberos pudiera examinar el equipo y su situación.

Participaron en el operativo cuatro unidades de emergencia, 20 bomberos, un especialista en materiales peligrosos, Policía Nacional, Criminalística, seis agentes de la Agencia Metropolitana de Tránsito, además de varios vehículos y personal de la Subsecretaría de Control y Aplicaciones Nucleares, entre otras entidades.

En la víspera, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables dio a conocer el robo del dispositivo nuclear, un densímetro que contenía radiación ionizante, en la Universidad Politécnica Salesiana.

En un comunicado la Cartera de Estado alertó de que la manipulación del equipo era perjudicial para el ambiente y la salud, “porque al interactuar con el cuerpo humano puede causar muchas enfermedades e inclusive la muerte” por lo que pidió a la población a mantenerse al menos 10 metros alejada del equipo.

Además de esas advertencias a la ciudadanía, la entidad especificó que si algún ciudadano hubiera estado dentro del perímetro de 10 metros, se procedería a enviarlo inmediatamente al hospital de la Seguridad Nacional Social de Quito.

El subsecretario de Control y Energías Nucleares, Rodrigo Salas, declaró a los medios en el lugar de los hechos, que la recuperación del dispositivo fue un “éxito”, especialmente el haberlo logrado en tan poco tiempo y recordó un caso similar en Chile recientemente.

Aunque no ha sido esclarecido de qué facultad fue sustraído el aparato, el funcionario explicó que el equipo mide densidades en el suelo, humedad, compactación y es usualmente utilizado en la industria geológica, minería, hidrocarburos y que las cajas son móviles y autoblindadas con carcasas de plomo.

Las fuentes radiactivas se emplean en medicina, industria, agricultura, investigación y enseñanza, además de en algunas aplicaciones militares.

Muchas de ellas están selladas y sus materiales radiactivos firmemente confinados o agregados dentro de una cápsula o caja protectora apropiada a fin de evitar escapes del material. EFE