29-11-2018 | 15:20
(I)

La vicepresidenta de Ecuador descarta renunciar tras denuncia por concusión

Quito, 29 nov (EFE).- La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, denunciada por concusión y trafico de influencias, aseguró hoy que no ve motivos para presentar su renuncia o pedir una licencia hasta que se esclarezca su situación.

“No hay condiciones para eso, no hay motivos para eso”, aseveró la vicepresidenta al ser consultada en la radio Majestad sobre si ha analizado dar un paso al costado por el escándalo que la envuelve desde el pasado lunes.

Vicuña fue denunciada ante la Fiscalía por “concusión y tráfico de influencias” por el político opositor Andrés Páez, por haber recibido aportes, presuntamente forzados, por parte de uno de sus exasesores mientras era legisladora entre 2011 y 2013.

Según reveló el lunes el canal de televisión Teleamazonas, Ángel Sagbay, uno de los asesores de la hoy vicepresidenta, depositó parte de su salario como supuesta contribución a su grupo político, Alianza Bolivariana Alfarista (ABA).

Vicuña confirmó hoy que sí recibió depósitos de Sagbay, pero apuntó que “ese no es el inconveniente”, sino “cuando (Sagbay) declara bajo juramento mintiendo -y eso es perjurio-, que era una condición, una obligación y prácticamente una extorsión para ingresar o para mantener el cargo. Eso es absolutamente falso”.

Anotó que el Código de la Democracia señala la posibilidad de que los grupos políticos se financien con el aporte de sus militantes y recordó que ABA es una “organización de hecho, no de derecho”, por lo que no está en el registro electoral porque “decidimos ser parte integrante del Movimiento Alianza País”, en el poder desde 2006.

Y explicó que al no ser ABA una organización de derecho, no tiene cuenta bancaria en la que recibir los depósitos de los militantes.

Por otra parte, consideró que el legislador opositor Fabricio Villamar está “en su derecho” de recolectar firmas en busca de un respaldo en el Legislativo para un eventual juicio político en su contra.

La vicepresidenta considera que las denuncias obedecen a una presunta trama de extorsión en su contra y a una campaña de desprestigio de la labor del Gobierno de Lenín Moreno por parte de la oposición, con la complicidad de ciertos medios de comunicación.

Respecto a su situación al interior del Ejecutivo, Vicuña aseveró hoy que ha recibido “muestras de solidaridad, de cariño y apoyo de muchísimos, de la inmensa mayoría de quienes forman parte del Gabinete del Gobierno, y particularmente del presidente, con quien hemos tenido una conversación permanente”.

Sobre el caso que salpica a la vicepresidenta, Moreno dijo anoche: “No puedo ni debo actuar como juez”.

“Dejemos que las instancias correspondientes hagan su trabajo, ya es hora de que aprendamos a ser objetivos. Esto es transparencia, esto es democracia”, sentenció el mandatario.

Y en relación a la denuncia presentada ante la Fiscalía General contra Vicuña manifestó que “hoy los jueces y los fiscales deciden a quién investigan o no, a quién acusan y a quién no, sin interferencia ni órdenes desde el Palacio.