24-01-2016 | 05:00

Florícolas trabajan al máximo

    tabacundoFebrero, el mes  donde se celebra  el Día de San Valentín (día del amor y la amistad), está cerca. Las florícolas que están ubicadas en los cantones Cayambe y Pedro Moncayo trabajan al máximo, debido a que en esta época, el 80 % de la producción es exportada.


Daikaros, una de las florícolas que existe cerca de Tupigachi, sector que pertenece al cantón Pedro Moncayo, norte de la provincia de  Pichincha, abrió sus puertas a  un equipo de Diario EL NORTE, con el fin de mostrar a la ciudadanía cómo es el tipo de trabajo que realizan con su  símbolo y el principal producto: las flores, precisamente las rosas.
140 personas forman parte de la empresa, pero 120 exclusivamente laboran en el  cultivo. En épocas de producción, como febrero, debido a que existe mayor producción, la mano de obra se incrementa, es decir se crean más plazas de empleos.  22 hectáreas  forman parte de la empresa florícola, de esas 11 son destinadas a la producción de la rosa. Una  vez que la flor  está lista para ser cosechada es llevada en una especie de mallas hasta el sector de la poscosecha.
En este lugar se quita el exceso de hojas de los tallos, se seleccionan  las flores que van a ser exportadas, se las empaca y se las  almacena en  el cuarto frío hasta que llegue el momento de la exportación.

DECLARACIONES                           
Lenín Buitrón, quien es el gerente  técnico de la empresa floricultora, mencionó que para esta época de San Valentín el objetivo es exportar entre 800 mil y  un millón de tallos.        
El principal mercado de Daikaros es Estados Unidos, país al que llega el 80% de la producción total. En menos cantidad, pero las rosas  exportadas por esta empresa también son codiciadas en naciones  europeos como Alemania, Holanda y los Países Bajos.

DIFICULTADES
 Este sector también se ha visto afectado por la crisis económica por la que atraviesa el país. “El tema de las salvaguardas nos afecta en insumos, productos  como pesticidas, fertilizantes, el pvc  que es prácticamente la materia prima de las tuberías y de los plásticos de invernadero que son los costos más altos en la floricultura”, mencionó el gerente técnico de la florícola.
Según explicó Lenín  Buitrón, otros de los problemas que enfrente el sector florícola, es que el valor por tallo o flor  ha caído en un 40 y 50 %, es decir que si anteriormente se exportaba un tallo en 47 centavos de dólar, al momento, se comercializa en 25 o 26 centavos.