12-07-2019 | 14:01

En Quito se develó una placa en memoria de las víctimas de abuso sexual en Ecuador

Quito. Este viernes 12 de julio se cumple un año del fallecimiento de una de las víctimas de abuso sexual por parte del sacerdote César Cordero Moscoso. Por este motivo en el edificio de la Asamblea Nacional se develó una placa en memoria de las víctimas de violencia sexual en el país, ubicada en el hall del Salón José Mejía Lequerica.

El pasado 14 de agosto de 2018, por solicitud de la asambleísta Lourdes Cuesta Orellana, representante de la provincia de Azuay, el Pleno de la Asamblea Nacional resolvió anular la condecoración “Vicente Rocafuerte”, al Mérito Educativo y el Acuerdo Legislativo otorgado al religioso, por sus 50 años de sacerdocio.

La resolución, en su artículo 3, establecía: “Designar dentro de la Asamblea Nacional un espacio conmemorativo en reconocimiento de las víctimas de abuso sexual infantil en el Ecuador, en donde se colocará una placa conmemorativa”.

Lourdes Cuesta ratificó el compromiso de la Asamblea Nacional de trabajar en normas legales que contribuyan a prevenir y sancionar toda clase de abuso sexual, especialmente contra niños, niñas y adolescentes. Destacó la actitud valiente de las víctimas del religioso, quienes son un ejemplo para otros ciudadanos que han pasado por el mismo caso, para denunciar e identificar a los responsables.

María Palacios y Sonia Oviedo, de la Asociación de Lucha por los Sobrevivientes de Agresiones Sexuales (Alsas), demandaron mayor accionar por parte de la Fiscalía, que permita sancionar a los depredadores sexuales, que acaban con los proyectos de vida y sueños de la niñez.