05-06-2016 | 05:00

‘El Chicharrón’ mantiene su tradición en Tabacundo

    13Su nombre es bastante conocido, puede parecer raro para algunos, pero el barrio El Chicharrón de Tabacundo es popular por sus tradicionales juegos y eventos.

Con el clima frío de este pequeño sector de la sierra, la gente aún juega el trompo y prepara la típica comida ‘El chicharrón’ en la calle Luís Freile. Susana Toapanta tiene 45 años y ha vivido toda su vida en Tabacundo. Su casa está ubicada en la calle principal del sector, frente a una pequeña tienda. Sus calles eran de tierra, no era muy transitado y no pasaba ningún bus. Hoy es diferente, las vías están adoquinadas, hay tiendas de ropa, de comida, y hasta dos cooperativas de buses pasan por El Chicharrón. El alumbrado público no es muy bueno, según sus moradores, es lo que hace falta arreglar en el barrio y en toda la ciudad. “Hay unas lámparas que valen y otras que no valen”, dice Susana. Otro de los problemas es que los automotores pasan muy rápidos, “Se necesitan los chapas muertos porque los carros pasan muy acelerados”, cuenta Susana. Hace algunos años una señora era la encargada de preparar los chicharrones de carne para los ciudadanos, es por eso que el barrio se denomina con el mismo nombre, es decir, de una comida típica de Tabacundo. Yolanda Chasi tiene 49 años, es nacida en esta ciudad, tiene una tienda en el sector, recuerda que aquí las casas eran ‘contaditas’ unas seis viviendas formaban para de El Chicharrón. “Aquí lo que hace falta es más gente para tener más negocios y más movimiento”, explica Yolanda. Su tienda es la única del barrio, dice que hay más ventas los días de semana porque los estudiantes de las instituciones educativas pasan por su negocio. Yolanda atiende desde las 06h00 hasta las 21h00 de lunes a sábado. Lo tradicional que se conserva en el barrio es el juego de trompos. Eduardo Buitrón, de 50 años, aprendió a utilizar y jugar con esta herramienta viendo a su abuelo, Alberto Buitrón. Dice que aún se juega en la calle Luís Freile los sábados en la tarde apostando comida, colas o cualquier cosa. La mayoría de los participantes son personas mayores, mientras que los niños son los espectadores. PARTICIPACIÓN Eduardo jugó desde niño, pero debutó con los mayores desde los 15 años. El Chicharrón se forma con una sola calle, la Luís Freile. Las personas tratan de mantener la tradición para que no se olvide el juego y aprendan los niños.

VINCULADO A

MÁS INFORMACIÓN