12-11-2019 | 17:15
(I)

Ecuador concluye de forma unilateral convenios de salud con Cuba

Los convenios entre Ecuador y Cuba datan del año 2013, cuando el entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, solicitó a ese país durante una visita de Estado que le suministrara cerca de un millar de médicos para que trabajaran en el servicio de salud ecuatoriano.

Quito.- Ecuador dio este martes por terminado un convenio bilateral que mantenía con el Gobierno cubano y por el que alrededor de 400 médicos y especialistas cubanos dejarán de trabajar en este país al concluir sus contratos a fin de año.

Así lo anunció en una comparecencia la ministra de Gobierno ecuatoriana, María Paula Romo, que precisó que los facultativos del país caribeño serán reemplazados por galenos ecuatorianos y que la Cartera sanitaria abrirá un concurso de las plazas que queden vacantes.

“El Gobierno del Ecuador ha decidido dar por terminados los últimos convenios que tiene entre los ministerios de Salud de ambos países”, manifestó Romo al descartar la renovación de nuevos acuerdos en modalidades similares con Cuba.

Explicó que en virtud de los convenios suscritos con el país caribeño, el Gobierno del Ecuador no pagaba directamente a los médicos de esa nacionalidad, sino que lo hacía al Ejecutivo cubano que a su vez pagaba a sus médicos y diferentes especialistas.

Los convenios entre Ecuador y Cuba datan del año 2013, cuando el entonces presidente ecuatoriano, Rafael Correa, solicitó a ese país durante una visita de Estado que le suministrara cerca de un millar de médicos para que trabajaran en el servicio de salud ecuatoriano.

A lo largo de los años este tipo de convenios han sufrido modificaciones y en la actualidad se encuentran en el país alrededor de 400 médicos, de acuerdo a la titular de Gobierno.

“De esta manera, la decisión del Gobierno es ya no tener este tipo de relación contractual y estos convenios serán reemplazados con la contratación de médicos ecuatorianos”, recalcó.

En los próximos días las autoridades ecuatorianas analizarán si se cubren las plazas que dejarán los facultativos cubanos, y en caso de quedar alguna especialidad vacante se valorarán “cualquier tipo de alternativas”, a fin de que el sistema de salud no quede “desprotegido”, argumentó la ministra.

La medida se produce después de que durante las recientes protestas que se sucedieron en el país a principios de octubre se registrara un flujo inusual de extranjeros al país con pasaporte oficial de Cuba, lo que despertó inquietud entre algunos sectores.

Romo describió que esa información fue cotejada entre la Cancillería ecuatoriana y la Embajada de Cuba en Ecuador, con lo que salió a la luz que la mayor parte de las personas de esa nacionalidad que ingresaron al país lo hicieron en el marco del convenio de salud.