18-09-2019 | 15:35
(I)

Detienen a 6 sospechosos por ataques en la U. de Guayaquil

Guayaquil. Seis individuos fueron detenidos en las últimas horas por su presunta implicación en varios atentados con bomba que se produjeron el último año en la Universidad de Guayaquil, informaron las autoridades.

En una comparecencia de prensa, la ministra del Interior, María Paula Romo, anunció que los arrestos se practicaron entre la noche y madrugada del martes y la del miércoles, en unas diligencias en las que fueron allanados ocho inmuebles.

Se trata, según la responsable de "la primera parte de una investigación que conduce la Fiscalía ya desde hace algunos meses" que concluyó con los "detenidos en el marco de las investigaciones de los explosivos colocados en la Universidad de Guayaquil".

Romo refirió que en los últimos meses ese centro académico fue escenario de seis explosiones diferentes, sin que se haya informado de daños personales.

Y precisó que "las dos primeras fueron menores, casi subestimadas", mientras que las cuatro últimas "ya han requerido al intervención de la Policía, y así lo hemos hecho".

La ministra de Gobierno indicó que las pesquisas se prolongaron algún tiempo dada la necesidad de ir más allá de poder detener al autor material de los hechos, sino que fue "muy importante determinar vinculaciones, relaciones y motivaciones".

Romo rehusó ofrecer más detalles acerca del móvil de los atentados con bomba, a la espera de que en las próximas horas los detenidos afronten una audiencia de formulación de cargos.

Sin embargo, el presidente, Lenín Moreno, que la acompañó en la rueda de prensa celebrada en Guayaquil, apuntó a que podría tratarse de una respuesta violenta en reacción a un nuevo rector que buscó terminar "con intereses creados" en la Universidad.

El mandatario manifestó que "hace ya un año en Consejo de Educación Superior decidió delegar en el doctor Roberto Passailaigue el rectorado de la Universidad de Guayaquil mientras se hacían investigaciones".

Moreno sugirió que el nuevo funcionario del órgano académico "pudo percibir" que en la Universidad de Guayaquil "había muchas irregularidades, deficiencias y también actos de corrupción".

Valoró que el rector se desempeñó con una "inmensa dosis de valor" para hacer frente a las circunstancias y detectar "intereses creados" y luchó para acabar con feudos en esa institución.

Por último señaló que se analiza si "cierto grupo político" estaría detrás de las explosiones, extremo del que no aportó más información hasta que concluyan las investigaciones.