24-05-2016 | 15:18

Correa en informe que sabe a despedida

    2IBARRA. Un informe con sabor a despedida será el que hoy emitirá el presidente Rafael Correa a un año de su último mandato que culmina en 2017. El 19 de febrero los ecuatorianos eligen al sucesor de Correa que será posesionado el miércoles 24 de mayo de 2017.

El próximo año, Rafael Correa cumple una década en la presidencia tras ser posesionado el 15 de enero de 2007. Lo primero que hizo como Presidente fue firmar el decreto 002 para la consulta popular que aprobó la conformación de una Asamblea Constituyente que reformó la Carta Magna en 2008. En 2009 se realizaron elecciones presidenciales en las que Correa volvió a ganar en las urnas, con el 51,99% lo que evitó que se realice una segunda vuelta electoral. En 2013, con el lema “una sola vuelta” el Primer Mandatario es elegido por tercera vez con el 57,17 %.

En 2015 se analizaba la aprobación de las enmiendas constitucionales, una de ellas, establecía la posibilidad de la reelección más de una vez para las autoridades de elección popular, es decir, se existía la posibilidad de que el presidente vuelva a presentarse en una cuarta elección. Sin embargo, el 3 de diciembre de 2015, la mayoría legislativa aprobó, además de las enmiendas, la disposición transitoria de que las autoridades elegidas mediante voto popular podrán optar por la reelección en los comicios de 2017, siempre y cuando no hayan cumplido dos períodos consecutivos en el poder, con lo que se impidió la participación del presidente Correa.

Imbabura fue uno de los bastiones para Correa, tanto, que en las elecciones de 2009, la imagen presidencial pesó para que en los seis cantones de la provincia ganen los candidatos a alcaldes del movimiento PAIS y también el Prefecto provincial.

La “tortilla se viró” en los comicios de febrero de 2013, cuando ya sin la imagen de Correa los candidatos a alcaldes y a prefecto por PAIS no lograron aceptación y de los seis, PAIS solo ganó la alcaldía de Urcuquí. En los nueve años cuatro meses de mandato, en Imbabura se destacan obras de importancia. La obra vial, con la autovía Ibarra - Otavalo, que más adelante se denominó Ruta de Los Lagos, inaugurada el 28 de septiembre de 2011, constituye un avance para la provincia, que parecía no se iba a detener, con la ampliación de la carretera hasta la provincia de Carchi, pero la crisis económica que se acentuó a inicios de 2016 tiene paralizada la obra desde hace ocho meses, pese a que se ofreció que se reanudaría en enero de este año y no fue así.

El paso lateral de Ibarra también es una obra que aún no tiene fecha de reinicio. El asambleísta oficialista, Richard Calderón, considera que para evaluar los más de nueve años del Gobierno, es necesario comparar cómo estaba el país antes de la llegada de Correa al poder.

El legislador destaca transformaciones en educación, salud, vivienda, disminución de la pobreza, mejoramiento económico. “La autovía Ibarra-Otavalo, el parque Céntrica, la rehabilitación de la línea férrea, Yachay, eso no se ha vivido antes en la historia del Ecuador. Los recursos tributarios, recursos del petróleo, han sido invertidos para el desarrollo...”.

En cientos de millones de dólares calculó lo invertido en Imbabura durante estos nueve años. La cifra no pudo ser confirmada por parte de la Senplades. La respuesta que obtuvimos fue que aún no está validada por la nueva autoridad en la zona 1. Calderón afirma que la baja del precio del petróleo, la apreciación del dólar y el terremoto que azotó a Ecuador son tres factores decisivos en el tema del manejo económico y en la inversión pública y que se hacen esfuerzos necesarios para continuar por la ruta del desarrollo.

El sociólogo y periodista Ramiro Mantilla, que dirige la Red Iberoamericana de Ciencia, Naturaleza y Turismo para el Ecuador, opina que lo más significativo de los casi 10 años de Gobierno es una participación amplia y ciudadana en los temas de la política, lo que ha sido posible por años de lucha de los actores sociales. Califica de significativos los hechos de modernización del Estado, en aspectos de infraestructura, tecnología, ciencia y la inserción en el concepto internacional de organizaciones como la Celac y Unasur en las que ha tenido papel protagónico. Sin embargo, Mantilla considera que está pendiente devolver a los ciudadanos el papel protagónico que en un principio estuvo marcado. Existe descontento -manifiesta- sobre el entorno del Gobierno, “con escándalos que han sido públicos, otros que han sido tapados y guardados, lo que genera una desazón general en la ciudadanía”.

A lo que se suma la deuda de los gobiernos de las provincias a quienes corresponde las carreteras secundarias. “En la red vial nacional existe un gran avance, pero con una sombra, como muchas de ellas fueron realizadas con decretos emergentes no hay una fiscalización global sobre los costos y los precios”. El sociólogo afirma que está agotada la imagen del presidente Correa y que en el movimiento PAIS, sus cuadros directivos y funcionarios no cumplieron las expectativas. “Hay muchos intereses particulares...”. Opina que es necesario que se privilegie la producción nacional. Considera que el gran debate de estos últimos años es cómo nos abrimos al mundo en la vorágine compulsiva del consumismo en la que se despreció lo ecuatoriano. Además, es necesario el desarrollo de una política agraria seria que recupere la soberanía alimentaria.

“No podemos estar anclados al tema petrolero. Tienen que abrirse otras líneas como el turismo. Imbabura, Carchi, todo el país tienen todo el potencial para desarrollarlo, pero con la participación de actores fundamentales, porque siempre hay una tendencia al aprovechamiento de ciertas empresas que están haciendo el gran negocio y dejan las migajas a los pueblos y a las ciudades...”. HERRERA: NO SE IMPULSÓ LA ECONOMÍA DEL PAÍS El prefecto de Carchi, Guillermo Herrera, considera que el Gobierno tuvo el acierto de recuperar la planificación del Estado. Destaca los recursos económicos con los que contó, fruto de los buenos precios del petróleo, lo que le permitió realizar obras, sobre todo de infraestructura. Sobre el anunciado cambio de matriz productiva Herrera sostiene que dio pequeños pasos y que no se consolida. Califica como retroceso al trato a los gobiernos locales y al proceso de apoyo a la descentralización. Como negativo sostiene el hecho de que no se ejecutó la transferencia de competencias con recursos económicos.

“Este Gobierno le queda debiendo al proceso de descentralización”. En la región y no solo en Ecuador disminuyó la pobreza, pero que en el último año, en el país tuvo un retroceso. “Lo que hay que ver es quién va a pagar esta crisis, la anterior en los gobiernos neoliberales la pagaron los pobres que solventaron a los banqueros...”

INICIÓ MANDATO EN 2007 CON 73 % DE ACEPTACIÓN

Un 58 % de la población desaprueba la gestión del presidente Rafael Correa, según una encuesta difundida ayer por la firma Cedatos, que recordó que el gobernante comenzó su mandato en 2007 con un “registro inédito” del 73 por ciento de aprobación. El manejo de la educación (62 %), salud (59 %) y la construcción de vías, caminos y carreteras (58 %), ocupan los tres primeros lugares según la medición de este mes.