02-07-2019 | 16:29
(I)

Consejeros Electorales denuncian problemas en los comicios de 2019

Según los análisis realizados por el CNE, el 24 por ciento del total de juntas receptoras del voto, que son 40.276 en todo el país, registraron inconsistencias, sin embargo, el sistema solo identificó el 8,52 por ciento.

Quito- Dos vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador denunciaron este martes inconsistencias en el sistema informático empleado en las elecciones del 24 de marzo y dijeron que entregarán las pruebas a la Fiscalía para su análisis.

El consejero del CNE Enrique Pita calificó al sistema informático que se utilizó en los comicios electorales seccionales como un “sistema poroso, manipulable y que permite cierta discrecionalidad para obtener resultados”.

El responsable electoral afirmó que el dispositivo fue heredado de la administración anterior y que también funcionó en la “época pasada” en la que “se podían ajustar los resultados dependiendo de las fortalezas electorales y los sitios en los que se quería de alguna manera obtener resultados favorables”.

Entre las supuestas irregularidades encontradas en el proceso de escrutinio, el consejero destacó que el sistema se puede vulnerar fácilmente porque permite la creación de usuarios que no tienen relación con el mismo.

Es decir, que una persona que no es parte de la organización puede acceder y cambiar el estado de una acta de escrutinio, y esto permitió que algunas que eran válidas fueran incluidas en un nuevo proceso de recuento de votos para declararlas como inválidas.

También denunció la inexistencia de control en la conexión de computadoras a la red electoral.

“Existe una vulnerabilidad para ingresar al sistema de transmisión y presentación de resultados al permitir que cualquier dispositivo se pueda conectar a la red de datos electorales con solo tener un punto de red habilitado”, se quejó Pita.

Según los análisis realizados por el CNE, el 24 por ciento del total de juntas receptoras del voto, que son 40.276 en todo el país, registraron inconsistencias, sin embargo, el sistema solo identificó el 8,52 por ciento.

Esto significa que existieron problemas de control y verificación de la equivalencia en el número de sufragantes registrados en las actas escrutadas en relación a los votos emitidos, y censuró que hubo casos en los que se encontraron diferencias de hasta 100 votantes de más o menos.

En los comicios de marzo los ecuatorianos eligieron a sus representantes municipales, provinciales y del principal órgano de control de las instituciones del Estado, siendo el voto obligatorio para los residentes en el país.

Los consejeros que dieron cuenta de las incongruencias, manifestaron su preocupación y dijeron que quienes estuvieron al frente del área informática en el momento del escrutinio, “tendrán que responder” porque ponen en “serio cuestionamiento” la imagen de la institución electoral.

Pita calificó de “horror” el nivel de capacitación de los miembros de las juntas receptoras de voto.

De su lado, la presidenta del CNE, Diana Atamaint, afirmó en una comparecencia que una de las primeras acciones que realizará el organismo será convocar a las universidades y escuelas politécnicas de Ecuador para que se sumen “al gran reto en la búsqueda de la transparencia y profundización de la democracia”.