14-08-2019 | 19:15
(I)

Asamblea destituye a los miembros del CPCCS y censura a exministra

Quito. En una maratónica sesión del Pleno, la Asamblea Nacional censuró y destituyó a los cuatro consejeros de Participación Ciudadana y Control Social este miércoles 14 de agosto. En la misma jornada se reconsideró la votación por la censura de Verónica Espinosa, la misma que también fue aprobada.

De esta manera, con 84 votos afirmativos, Carlos Tuárez, Victoria Desintonio, Walter Gómez y Rosa Chalá fueron destituidos y su lugar lo ocuparán los suplentes y siguientes candidatos más votados.

En lugar de José Tuárez su reemplazo será Juan Javier Dávalos, el cuarto candidato más votado de la lista de hombres, en las elecciones del 24 de marzo pasado. Dávalos ha manifestado su simpatía por el Correísmo.

En el caso de Walter Gómez su lugar lo ocupará el ibarreño David Rosero, el quinto más votado. El ya fue miembros del anterior Consejo de Participación y un crítico del Gobierno anterior.

En reemplazo de Desintonio su lugar la ocupará la esmeraldeña Iveth Estupiñán, la cuarta más votada de la lista femenina. Finalmente en el lugar de Rosa Chalá, su suplente será Francisco Bravo postulado por el pueblo montuvio y el segundo más votado por las nacionalidades y pueblos.

Con esto, para elegir al nuevo presidente del CPCCS se deberá realizar una nueva reunión del pleno del organismo para una nueva designación de autoridades.

En el segundo caso, por 92 votos a favor y 15 en contra, Espinosa fue censurada por incumplimiento de funciones, en una moción de revisión a la votación del martes presentada por la legisladora independiente Mae Montaño, iniciadora del proceso.

La votación fue posible mediante un mecanismo de reconsideración en el que sólo pudieron tomar parte los asambleístas que participaron en la primera votación, que fue rechazada por no alcanzar los 91 votos necesarios.

Espinosa estaba acusada de presuntas irregularidades como la supuesta adquisición de un dudoso test para el diagnóstico temprano del virus del VIH. La moción de censura del martes sólo alcanzó los 89 votos a favor, por lo que había sido rechazada, y en su interpelación, Espinosa, que dejó el cargo el pasado 25 de junio, volvió a defender su gestión y a rechazar las pruebas presentadas en su caso.