26-01-2016 | 05:00

Ama lo que hace y lo transmite al mundo

    pag-12El arte es una de las profesiones que pocos reconocen pero que a través de ellas se demuestra la personalidad y los sentimientos de quienes las realizan. Carlos Contreras es un emprendedor en esta rama. Su amor por la pintura lo trajo al país desde Perú para ofrecer al público su talento plasmado en cuadros.


Fue hace 21 años que Carlos Contreras llegó al país desde Perú. Toda su vida la ha dedicado al arte por el amor que siente por esta profesión.
Desde que llegó ha continuado con la elaboración de sus obras pero enfocados en la cultura otavaleña. “Otavalo es una ciudad hermosa. Su clima y su paz es lo que más me encanta. Sin duda un sitio que inspira al arte”, dice el talentoso pintor.
Entre sus técnicas se encuentra el óleo, acuarelas y acrílico. Para la elaboración de sus cuadros siempre ha dependido de la temática y el tiempo que se le dedique.

 

SU ARTE
Carlos inició en este arte desde los 17 años. Al igual que él, sus hermanos, también se dedican a la pintura. Cuando llegó al país empezó a mostrar su talento en el parque de El Ejido de Quito. Posteriormente llegó a Otavalo en donde su arte ha permanecido hasta el día de hoy.
Él comenta que lleva hechos alrededor de 500 a 800 cuadros de todos los tamaños y temáticas. Su favorita ha sido la cultura indígena en donde ha plasmado paisajes, comida tradicional, entre otros.
Sus clientes en su mayoría han sido extranjeros por lo llamativo de su arte en los cuales también ha elaborado a los volcanes y montañas de la provincia.
Uno de sus cuadros favoritos, durante toda su trayectoria, ha sido uno que lo pintó con acuarela sobre la temática de un paisaje andino.
Carlos se ha hecho reconocido en Otavalo. Tiene varios amigos y ha formado su vida en el Valle del Amanecer. Él contrajo matrimonio junto a Blanca Cerón con quien tuvo seis hijos.
Tres de sus pequeños siguen sus pasos. Joseph (9 años), Deisy (10 años) y Daniel (5 años) dedican sus ratos libres a la pintura. “Mis hijos cuando acaban sus tareas se dedican a pintar un poco. Me siento feliz que a ellos también les guste el arte”.
Su talento ha sido reconocido por las personas quienes le visitan en su taller ubicado en la Sucre 11-10 y Morales. Sus trabajos nacen de su mente. Toda creación que realiza la plasma con la pasión que pone en cada una de las pinceladas.
Trabaja de lunes a sábado y siempre está elaborando nuevas obras de arte para que la sociedad pueda contemplar las maravillas que tiene la provincia y sus alrededores.
Su espacio en donde pone todo su esfuerzo se denomina Galería de Arte Quipus. Un sitio que expresa todo lo que lleva en su pensamiento y en las cosas que le rodean.
“Otavalo es un lugar muy tranquilo y especial. Me siente bien en este sitio y poder conocer toda las tradiciones que se realizan en la provincia”, comenta el artista.
Tanto sus cuadros como el talento que pone en cada uno de ellos ha sido apreciado por personas que viven en San Antonio. La cuna del arte de Imbabura ha visto en Carlos aquel personaje que ilumina las tradiciones ancestrales de un pueblo. Es por ello que la amistad que tiene con otros artistas se ha forjado con el paso del tiempo.
En cada trabajo que realiza le pone todo el sentimiento porque desde siempre ha sido su amor el arte. “Es algo que lo llevo en mi corazón. Siempre estoy creando nuevos proyectos porque es parte de mi vida”.
Carlos Contreras está contento en el país. Su talento llega cada vez más a varios rincones de la provincia. Los clientes extranjeros son los que más acuden al artista para poder llevarse un recuerdo de las maravillas que tiene Ecuador.
Carlos también invitó a las personas para que le visiten. Para contactarle se lo puede hacer al número 0997621022.