07-11-2019 | 09:42
(I)

Activan grupo de seguridad de Municipio Quito tras robo de fuente radiactiva

Quito. El robo de una fuente radiactiva en la capital ecuatoriana, Quito, ha obligado a la activación del grupo de seguridad del Municipio, informó este jueves 7 de noviembre, el secretario general de Seguridad y Gobernabilidad, Juan Pablo Burbano. El grupo ha sido activado “para salvaguardar la integridad de todos los ciudadanos”, escribió hoy en su perfil de la red social Twitter, en el que adjuntó una serie de recomendaciones en caso de que algún ciudadano encuentre el artefacto.

Entre ellas, mantener alejado a cualquier ciudadano a cincuenta metros a la redonda y si se ha detectado que alguien ha estado dentro de un perímetro de diez metros, deberá ser derivado al hospital de la Seguridad Social de la capital de Ecuador.

Asimismo, pide no acercarse al artefacto, informar a las autoridades competentes y esperar la llegada de representantes de la Secretaría de Control de Aplicaciones Nucleares (SCAN).

“Este equipo posee una fuente radiactiva. Dicha radiación no se siente, no se ve ni se huele, se transmite por el aire...mientras más cerca, más peligrosa”, advierte.

Según el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, aproximadamente a las 14:00 del miércoles desconocidos robaron de la Universidad Politécnica Salesiana un densímetro nuclear que contiene una fuente radiactiva que emite radiación ionizante.

“La manipulación de este equipo es perjudicial para el ambiente y la salud, porque al interactuar con el cuerpo humano puede causar muchas enfermedades e inclusive la muerte. Por lo tanto, manténgase alejado al menos 10 metros de este equipo”, alerta en Ministerio en un comunicado.

Y añade que el equipo sustraído no tiene ningún valor comercial, ya que para trabajar con el mismo se requiere una autorización del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables a través de la Subsecretaria de Control y Aplicaciones Nucleares.

Así mismo, las empresas que contratan estos servicios deben por Ley solicitar los permisos de movilización y de operación del equipo.

“La SCAN conoce las características del equipo como números de serie, modelo, etc., y no permitirá que éste pueda ser utilizado. Si cuenta con información sobre el equipo: no lo use, no lo perfore, no lo manipule”, advierte.

Solicita, además, a los chatarreros y compradores de artículos metálicos usados que se mantengan en alerta.