Actores de renombre hacen un pacto

altEEUU. Actores de renombre, músicos y hombres de Estado como Gael García Bernal, Scarlett Johansson, Kristin Davis, el arzobispo emérito Desmond Tutu y el expresidente de Brasil, Lula da Silva, han hecho pública una petición para arreglar el fallido sistema mundial de alimentos, que no es capaz de alimentar a casi mil millones de personas cada día.
 

  Preocupada por la situación.
El sistema mundial de alimentos, que lleva la comida de los campos a nuestros platos, está haciendo que cada día una de cada siete personas se vaya a la cama con hambre y, según Oxfam, la situación está empeorando.  
En referencia a este tema, la actriz Scarlett Johansson afirmó: “Compartir la comida es uno de los placeres de la vida. A escala mundial, no compartimos de manera justa. Cerca de mil millones de personas se acuestan con hambre cada noche. El hecho es: el sistema mundial de alimentos está roto. Todos nosotros, desde Kentucky a Kenia, nos merecemos lo suficiente para comer.”

  Se suman a la causa.
Por su parte, la actriz de “Sex and the City”, Kristin Davis acaba de regresar de Haití, donde visitó con Oxfam proyectos de agricultura para la mujer. Ella ha afirmado: “En mis viajes con Oxfam he conocido a muchas mujeres en todo el mundo que cultivan para alimentar a sus familias, que trabajan su propia tierra desde la salida del sol hasta el ocaso, pero que luchan para conseguirlo. La seguridad alimentaria es vital para que un país pueda suministrar alimentos a su propio pueblo, esto fue especialmente evidente tras el terremoto de Haití, que tuvo que depender de grandes cantidades de ayuda alimentaria”.

  Sobre la campaña.
La campaña de Oxfam Crece pone de relieve las soluciones que pueden ayudar a acabar con el hambre de hoy y de mañana. Por ejemplo, países como Brasil han estado a la vanguardia de los esfuerzos para combatir el hambre. La proporción de personas que pasan hambre casi se ha reducido a la mitad entre 1992 y 2007.  Los problemas van complicándose aún más por el cambio climático, que vuelve árida la tierra y echa a perder las cosechas, y por el aumento de precios de los alimentos, que hace que muchos luchen por comer. En la actualidad las personas más pobres del mundo gastan hasta un 80 por ciento de sus ingresos semanales en alimentos. En India hay personas que  gastan para comida más del doble de lo que se gasta en el Reino Unido, allí un litro de leche cuesta alrededor de 26 peniques, mientras que alguien en India puede necesitar el equivalente de 10 libras.

  Por un futuro mejor.
La campaña hace un llamamiento para que haya un nuevo enfoque en la gestión de los recursos naturales del mundo. Uno donde se mantenga el cambio climático bajo control y donde cultivemos de manera más sostenible, produciendo más alimentos y menos gases de efecto invernadero.