‘Acolita vee’, un festival que llega para ayudar a las familias más vulnerables

PEGUCHE.- Festival benéfico busca recaudar víveres, muñecos, peluches y ropa para los niños más necesitados. Tras dos ediciones efectuadas en Ibarra y Otavalo con una variedad de ferias y conciertos, en las cuales, la ciudadanía se solidarizó y acogió muy bien la iniciativa.

En esta tercera edición, realizan una propuesta para implementar la modalidad del trueque como una reivindicación a la cultura indígena y las ventas como aquellas que buscan dinamizar la economía local del sector.

La organización
El Colectivo Independiente Ninan Runa – Centro Cultural ha venido trabajando en algunos proyectos de ayuda social, muchos de ellos enfocados en los sectores y personas más vulnerables y de escasos recursos.

Nina Runa, gestor principal de esta iniciativa que comenzó en el año 2017, para la realización de esta tercera edición ha recibido apoyo del Municipio de Otavalo, la Prefectura de Imbabura y la Junta Parroquial Dr. Miguel Egas Cabezas en ámbitos de logística, sonido, materiales de desinfección y carpas.

Asimismo, grupos pequeños de voluntarios pertenencientes a Peguche y Otavalo extendieron su mano para ayudar en este evento en cuestiones de seguridad y logística.

En el ‘Acolita vee’
El estadio de Peguche fue el lugar para que personas solidarias donen víveres, fundas de caramelos, juguetes, peluches y ropa en buen estado como pase de entrada a este festival benéfico.

En este espacio se situaron alrededor de treinta feriantes con diversos productos de tres ejes: productos agrícolas orgánicos, en arte, diseños y artesanías, y el último de garaje o de pulgas. También se implementó una pequeña feria gastronómica.

En cuanto al aspecto artístico, se desbordó interculturalidad de las seis agrupaciones musicales que se presentaron, las cuales contemplaron al rap, al hip hop Kichwa, la cumbia andina y la música folclórica como exponentes.

Para disfrutar de todos los atractivos que la feria benéfica presentaba a la ciudadanía se contempló la necesidad de guías, rutas o recorridos para que los visitantes tengan una experiencia completa, y al mismo tiempo evitar aglomeraciones.

Los donativos
Las personas que asistieron a esta feria ayudaron aproximadamente a 350 familias de las diferentes comunidades pertenecientes a la parroquia Miguel Egas Cabezas.

Luis Silva, gestor cultural del evento manifiesta “Si vamos a regalar algo, que sea de corazón, que ayude y saque una sonrisa a los niños y niñas”
Las fundas de caramelo, víveres, juguetes, peluches y ropa en buen estado serán entregados a niños de bajos recursos económicos. Para esto se tendrá en cuenta registros de la municipalidad, y así, ayudar a personas que de verdad lo necesitan.

Como otra medida de seguridad y para evitar aglomeraciones, estos kits y los diferentes donativos serán entregados de forma presencial, en la puerta de cada familia que lo necesita.