Conaie acepta entablar diálogo con el Gobierno

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) aceptó este viernes la invitación del Gobierno liderado por Guillermo Lasso para iniciar un proceso de diálogo.
“Ratificamos nuestra predisposición para el diálogo con el gobierno nacional, por tal motivo hoy viernes 20 de agosto, aceptando la invitación hecha por Guillermo Lasso, presidente de la república, acudirá al Palacio de Carondelet una comisión de alto nivel”, indicó la Conaie en Twitter.

En esa red social agregó un comunicado en el que puntualizó que el objetivo de la comisión será coordinar la fecha, metodología de los temas a abordar y el número de delegados que estarán en el diálogo, que incluirá también a integrantes del Parlamento de los Pueblos y otras organizaciones sociales.

“Hemos puesto nuestra palabra y voluntad de trabajo para obtener un diálogo con resultados concretos, hay temas económicos urgentes que resolver que han planteado las diversas organizaciones sociales populares del país”, reza el escrito.

Y finaliza: “Insistimos en nuestro llamado a la unidad entre los pueblos, nacionalidades, sectores sociales populares para que el proceso de diálogo tenga resultados”.

El pasado martes, Lasso envió al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, una carta en la que le expresaba el interés por el documento “Mandato Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador -Conaie- al Gobierno y a la Asamblea Nacional del Ecuador”.

El contenido de ese documento -indicó en la misiva- “representa un insumo valioso para el desarrollo de un trabajo coordinado entre el Gobierno central y los pueblos indígenas”.
En ese sentido, recordó que siempre está abierto al diálogo y extendió una “cordial invitación” para mantener una reunión de trabajo este viernes a las 11:30 hora local  (16:30 GMT) en el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo.

En la cita se podrán “analizar y debatir temas de interés mutuo en un espacio participativo que resulte en consensos que beneficiarán a nuestro país libre y democrático”, finalizó la misiva firmada por Lasso.

La Secretaría General de Comunicación de la Presidencia informó este viernes de que a las 11:30 la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, ofrecerá una rueda de prensa en Carondelet.

El pasado 11 de agosto, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y la Conaie se unieron en una primera movilización contra el Gobierno del conservador Lasso, quien asumió el poder el 24 de mayo y heredó un país en crisis.

La convocatoria de la mayor central obrera de Ecuador, a ochenta días de la asunción al poder del presidente, contó con la decidida presencia de la organización indígena, que ya había emplazado al mandatario a desprenderse de la herencia política de su antecesor, Lenín Moreno (2017-2021).

La marcha, que transcurrió pacíficamente en Quito, salvo esporádicos forcejeos entre manifestantes y policías, fue convocada para exigir que la derogación de un decreto ejecutivo heredado de Moreno que ha provocado un alza en el precio de los combustibles en los últimos meses.

Las centrales sindicales de Ecuador tildan ese tipo de estrategias económicas de neoliberales y aseguran que forman parte de las condiciones que ha impuesto el Fondo Monetario Internacional (FMI) al país desde que la administración de Moreno decidió llevar adelante un multimillonario endeudamiento con el organismo multilateral.

El 10 de agosto, en un acto cívico-militar con motivo de la efemérides del 10 de agosto de 1809, fecha patria en Ecuador, Lasso aseguró que el país está por recibir otros mil millones de dólares “sin compromiso ni ataduras”, y criticó a los grupos sociales por negarse al diálogo.

“Respetamos y valoramos a todas las organizaciones políticas y sociales de Ecuador, pero este Gobierno ha inaugurado una nueva forma de hacer política (..), siempre promoveremos el diálogo con todos pero este debe ser propositivo y jamás impositivo”, dijo.