Acción militar

La acción militar en los cantones Eloy Alfaro y Esmeraldas mediante la cual se inutilizó maquinaria pesada dedicada a brindar apoyo a quienes se dedicaban a la exploración de oro, con la consecuente contaminación de vertientes y ríos, deja muchas lecturas que deben ser resueltas para aclarar los hechos.

Esta acción, vista desde lejos, parecería un abuso militar, pero no creemos que una medida de esas, para emprender en un operativo sorpresa, nazca de la nada, se haya ordenado por ordenarse y se haya procedido de esa manera solo porque a alguien se le ocurrió. Al parecer hay otras motivaciones más fuertes que obligaron a tomar esta decisión. La explotación minera va de la mano con la contaminación de las fuentes de agua y es evidente que la destrucción que se ha provocado, incluso de los bosques, se pudo demostrar claramente con un sobrevuelo que se realizó a la zona por parte de periodistas y representantes de la Fuerza de Tarea Nro. 1 Norte. Las Fuerzas Armadas, por principio, tiene como deber defender la soberanía y por ende prestar su contingente al país y a su gente, por ello es que nos parece inaudito que se trate de desvirtuar una acción acusando a las fuerzas militares cuando de por medio pueden existir otros extraños intereses. Si hay una explicación deben darla para tranquilidad de la población.