Acción ciudadana bajó inseguridad en ciudadela de Otavalo

Desde hace más de tres meses, los habitantes de la ciudadela Jacinto Collahuazo, primera etapa, se organizaron para realzar brigadas de seguridad nocturnas para combatir la inseguridad que apaleaba a este sector de Otavalo. El presidente de la ciudadela, Patricio Flores, aseguró que estas acciones han logrado reducir en un 80% el problema.

La ciudadela está conformada por 17 manzanas. Cada una de ellas es responsable de realizar las rondas nocturnas una vez cada 17 días. “Cada sector se organiza con dos o tres grupos para cubrir las rondas nocturnas”, explicó Flores.

Los recorridos de las brigadas de seguridad en la ciudadela inician a las 22:00. Los habitantes hacen la guardia en toda la ciudadela hasta las 05H00. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Policía Nacional.

El robo a viviendas y asaltos a transeúntes eran problemas diarios a los que se enfrentaba la población de este sector.

Según Flores, tras los primeros meses de las brigadas de seguridad, se ha reducido en un 80% la sensación de inseguridad en la ciudadela. “Esta actividad ha permitido estar en mayor contacto con los habitantes de la ciudadela”, añadió el dirigente.

El papel de la Policía Nacional ha sido parte fundamental de este proyecto, así lo destacó Flores. “En la ciudadela tenemos dos chats comunitarios. El uno tiene conexión con la Policía. Cuando tenemos alguna novedad nos permite tener una comunicación más ágil con la Policía que inmediatamente da asistencia.

El otro chat es para temas netamente del barrio relacionado con instituciones públicas y también sirve de ayuda para quienes tiene negocios en la ciudadela”, añadió.

Hemos logrado detectar a personas libando y a otros que han cometido algún delito o se han substraído alguna cosa de los vecinos”, dijo Jacinto Robalino, concejal del cantón y habitante del sector.

El estadio y sus alrededores y el paso peatonal que existe en la parada de buses son considerados los puntos más conflictivos en la ciudadela. “En el puente peatonal se han presentado robos y asaltos, incluso hemos encontrado a gente que ha echo de este espacio su lugar de pernoctación.

Como ciudadanos estamos trabajando para combatir este problema”, concluyó Robalino.
Durante las rondas nocturnas, en varias ocasiones han logrado desalojar espacios públicos, especialmente los que están cerca a los punto más complicados de la ciudadela.

“Necesitamos que mejore el alumbrado público. En varios sectores tenemos un servicio deficiente”, dijo una habitante que pidió no ser identificada.

El presidente de la ciudadela aseguró que ya se está trabajando para poder iluminar varios espacios, entre los más prioritarios el estadio del sector. “Cuando iluminemos este sector podremos iniciar con la reactivación económica de los vecinos.

Instalando luminarias la actividad deportiva se podrá realizar todos los días y de esa manera tendremos más personas que lleguen a la ciudadela y los negocios se verán beneficiados”, acotó el dirigente.

La primera etapa de la Jacinto Collahuazo está ubicada en el ingreso norte. Antes de la pandemia, la actividad deportiva era una de los principales atractivos por los que llegaban habitantes de toda la ciudad. La calle principal de este sector tiene un buen número de negocios que han sido afectados por la pandemia.