Accidentado empate entre Deportivo Cuenca y Técnico Universitario

En el arranque de la décima fecha de la LigaPro, jugada en el estadio Serrano Aguilar, el Deportivo Cuenca y Técnico Universitario empataron a dos goles por bando, en un partido bastante polémico que tuvo tres penales y un expulsado.

Ambos llegaron al compromiso con la necesidad de ganar. De entrada, el compromiso fue bastante limitado en cuanto a sus opciones por la falta de precisión de ambos en el manejo de la pelota. Lo más claro había sido de la visita con un remate de Orlen Quintero al poste sobre los 10 minutos.

Y el delantero volvía a mostrar esa buena pegada pocos minutos después cuando, a los 15, encontró espacio viniendo desde mitad de cancha y se animó al remate potente desde fuera del área, que terminó en el fondo para felicidad de los visitantes.

El tanto inicial le dio tranquilidad a Técnico Universitario para controlar de mejor forma las acciones e ir jugando con la desesperación del local. Eso daría resultado y a los 31 tuvieron los ambateños una nueva oportunidad a través de un penal de Mateo Piedra sobre Zambrano. La responsabilidad del tiro lo tomó Stiven Tapiero, pero su remate fue muy avisado y Heras salvó.

Pero el meta cuencano pasaría de ser héroe a villano, pues a los 35 iba a calcular mal un disparo de Orlen Quintero que le pasó por debajo de su humanidad y terminaba en el fondo, para que Técnico Universitario encuentre la segunda y se muestre más solvente.

El inicio del segundo tiempo fue de locos. Los morlacos implementaron cuatro cambios en el entretiempo y estos no tardaron en hacer efecto pues le dieron mucha mayor visión en ataque.

A los 47, Pedro Larrea se pudo internar en el área para que Iván Zambrano le cometa infracción y se marque el penal. Fue la segunda tarjeta amarilla para Zambrano que, por ser su segunda, dejaba con uno menos a los ambateños y con la posibilidad del empate. La responsabilidad del disparo la volvió a tomar Lucas Mancinelli que, con potente remate, puso el empate y todo emparejado con el segundo tiempo apenas iniciado.

En los minutos finales hubo algo de drama, con un cuadro morlaco buscando la tercera conquista, pero sin ideas y con poco fútbol. Los ambateños se defendieron como pudieron y sacaron el empate en un duelo que parecían tenerlo ganado.