Academia de arte La Clave celebra 10 años en Ibarra

IBARRA.- Fomentar el arte en sus diferentes disciplinas en los niños, tiene excelentes beneficios para su bienestar. Según expertos, la música especialmente, permite estimular partes del cerebro que muy difícilmente pueden ser estimuladas por otras actividades, con esto aumenta la capacidad de concentración, atención a los detalles y la medida, así como una mayor voluntad para ser constantes en una disciplina.

La academia de arte La Clave en la ciudad de Ibarra, el día de hoy, domingo 11 de julio, se encuentra de aniversario. Son 10 años que esta academia ha venido dictando clases de música a niños y adolescentes. Para celebrar esta fecha especial, La Clave tiene preparado un programa artístico musical en el que participarán docentes y estudiantes además de artistas invitados. La ciudadanía puede seguir la transmisión del evento en las redes sociales de La Clave.

Recientemente, la academia, inauguró sus nuevas instalaciones en un bonito y moderno edificio que estará dedicado a que niños, niñas y adolescentes tengan un espacio para explorar sus talentos y habilidades.

Fernando Fuentes, director de la academia La Cave, comenta que ahora están expandiendo sus servicios, pues han incrementado a su oferta de clases de música también clases de baile, en modalidades presencial y en línea. “En la academia el estudiante puede encontrar un espacio adecuado donde pueda aprender y desarrollar su talento”, expresó.

Fernando nos cuenta que la academia ha ido creciendo poco a poco con la acogida de la gente: “comencé dando clases de piano y cada vez tenía más estudiantes, entonces, en lugar de ir a la casa de cada uno, como lo hacíamos al principio, se nos ocurrió la idea de fundar una institución y brindar un espacio donde los chicos puedan acudir”, recordó.

La institución cuenta con maestros especialistas en cada área de las disciplinas musicales y artísticas, y sobre todo, manejan el proceso de aprendizaje con estándares de calidad humana. Ellos reciben niños y niñas desde los tres años y medio de edad en adelante: “no hay límite de edad”, explica Fernando.