Adultos mayores reciben terapias en el hogar de acogida de Mira

Los más de seis meses de confinamiento voluntario o mandatorio, han impactado no solo en la calidad de vida de los adultos mayores, sino que también en la percepción social sobre su posición en la familia. Siendo así la población más vulnerable y propensa a contagiarse, por lo que esta población ha requerido más atención y cuidado, ya que para muchos se ha tornado gris ganar la batalla del Covid-19.

Son varios los adultos mayores al cuidado y atención de su familia, pero también se presenta la contraparte de quienes no tienen las mismas ventajas y posibilidades, por lo cual han tenido que padecer muchas necesidades vitales para su edad.

Así es como se han ido creando centros para la ayuda y atención de nuestros ancianos, quienes brindan apoyo emocional y físico a varios adultos mayores, los mismos que carecen de recursos, por lo que el centro gerontológico de la ciudad de Mira, se ha sumado a esta iniciativa y actualmente a pesar de las adversidades que hemos tenido que vivir por la pandemia han buscado la manera de pensar en los abuelitos.

El centro gerontológico de la ciudad de Mira lleva un convenio con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) hace aproximadamente 14 años, el cual se rige con ciertas normas técnicas, donde indica que para pertenecer a este centro los beneficiarios o adultos mayores deben estar en estado de pobreza y extrema pobreza, siguiendo así un registro social que comprende el 29.9% hasta 34%. La edad de los adultos mayores comprende de 70 años en adelante.

Anteriormente se brindaba la atención en las instalaciones del gerontológico, manejando un horario diurno, donde los ancianos recibían varios talleres de actividades por cumplir y su respectiva terapia física y psicológica, asimismo; recibían viáticos y el almuerzo, esto se lo hacía de lunes a viernes, sin embargo la pandemia paralizó estas actividades.

Debido al riesgo de contagio con los adultos mayores se tuvo que tomar varias medidas de bioseguridad para precautelar con su salud, sin embargo; una de estas medidas era suspender las actividades en las instalaciones, pero sin omitir la atención de los ancianitos, por lo que el GAD Mira firmó un convenio el 11 de mayo del 2020 para retomar con estas actividades.

Actualmente son 70 adultos mayores quienes son atendidos en cada uno de sus hogares, donde cuatro grupos conformados por un terapista físico, un terapista ocupacional, psicólogo, las cuidadoras y con el aporte de la asistente de cocina y limpieza, se hacen presentes diariamente con los ancianos, ayudando así a mejorar su estado mental y físico, ya que muchos de ellos por temor a contagiarse no salen de sus hogares, y tampoco reciben visitas de sus familiares.