Aborto, ¿derecho a elegir?

abortoAprobada la despenalización del aborto en Chile bajo tres causales, (en casos de violación, peligro de la vida de la madre e inviabilidad del feto), son 56 los países que aceptan dentro de su Constitución la interrupción voluntaria del embarazo.

El Comité de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de la Discriminación contra las Mujeres (CEDAW, en sus siglas en inglés), recomendó que Ecuador, después de un análisis a la Carta Magna, debería despenalizar el aborto en casos de violación, incesto y serias malformaciones del feto.
Las expertas pidieron al país que “implemente como una prioridad las Directrices de la Práctica Clínica para los abortos terapéuticos y forme a los actores sanitarios para que las condiciones de un aborto terapéutico sean interpretadas de una manera uniforme en todo el país”.
Recordaron que “el limitado acceso que las mujeres tienen al aborto terapéutico tiene como consecuencia la realización de interrupciones del embarazo no seguras”. Recordaron que “el limitado acceso que las mujeres tienen al aborto terapéutico da como consecuencia la realización de interrupciones del embarazo no seguras”.
Unas 26 millones de mujeres tienen abortos legales cada año, y 20 millones tienen abortos en países en que el aborto está restringido o prohibido por ley. El INEC en 2015 registró 17.882 abortos no espontáneos, es decir el 5,31% del total de embarazos registrados.
Hace algunas semanas sorprendió la noticia, en el cantón Otavalo una mujer había abandonado a un recién nacido en una quebrada. El feto fue depositado en una funda plástica junto con la placenta que todavía estaba unida al cordón umbilical colgando del cuerpo de la criatura. Como este, en Imbabura se han registrado otros casos de aborto en los que se encuentra al feto más no a quién sería la progenitora. Las causas que llevaron a esas mujeres a tomar esta decisión no son motivo de análisis en esta nota, sin embargo si lo es la manera en la que interrumpieron la gestación de sus hijos. A nivel mundial el 39% de las mujeres viven bajo un régimen legal que restringe el aborto.
Luis Moya. “Hay razones por la que la Iglesia defenderá el derecho a la vida. Para nosotros el aborto es privar del derecho a la vida. La despenalización del aborto en otras naciones es un facilismo para evadir la responsabilidad de traer al mundo a un hijo de la manera en la que enseña la Doctrina”, manifestó.
Esta no es la opinión del padre , Lilian Basantes, activista y defensora de los derechos humanos, felicitó el “gran paso” que dio Chile con esta decisión. “Es un gran avance en el reconocimiento de los derechos de las mujeres. El derecho a decidir cuándo y cuántos hijos tener es un derecho humano”.