Abelardo Granda: “Querían desestabilizar el sistema democrático” (video)

Ibarra. Las organizaciones indígenas estaban en decadencia, en silencio, un tanto muertas, su voz no se escuchaba y no había ya esa organización fuerte y con la vitalidad para luchar contra los problemas, pero ahora todo eso hemos tratado de convertir en acción social en favor de los derechos, dijo Abelardo Granda, delegado de la FENOCIN y secretario de la FICAPI, que participó en el levantamiento indígena.

Análisis. Al hacer una evaluación de la jornada de protesta, señaló que “vivimos un proceso duro, fuerte y de oídos sordos. Parecía que al señor Presidente no le importaba nuestra situación, vivimos 12 días sin alimentación, con una salud precaria, parecía que nos debilitábamos, pero nunca en la conciencia para exigir nuestros derechos”.

Infiltrados. Reconoció que la organización indígena sufrió por la infiltración de mucha gente, dentro del proceso de lucha. Puso de ejemplo lo que ocurrió en el Ágora de la CCE, en donde tuvo que mediar para que las cosas no se vayan de las manos. “Los infiltrados eran detenidos, pero evidenciamos que los mismos que les detuvieron, les hicieron fugar”, explicó.

Democracia. Abelardo Granda agradeció a la Policía Nacional y al Ejército porque estaban conscientes y al final se unieron a nosotros, precisó, al mencionar que “nuestro objetivo era exigir la derogatoria del Decreto 883, pero no teníamos nada que ver con los infiltrados y extranjeros que querían causar el caos, hacernos quedar mal y buscar que Lenín Moreno caiga”.

Nosotros nos separamos de ellos, aunque los indígenas sí podíamos pedir la salida del Presidente, “pero ese no era el objetivo, porque los procesos políticos hay que saberlos defender al igual que la Democracia y no empañarlo, hacer que el Presidente se resbale y caiga. Aunque sea el peor presidente de la historia está representando a un proceso democrático y eso no nos conviene”, ratificó Granda.

Había gente que quería la desestabilización democrática, querían a toda costa tomarse el Palacio de Carondelet, querían que nos tomemos la Asamblea Nacional, ¿pero para qué, acaso para caotizar y quien venía ahí, en lugar de Moreno?, se preguntó.

Cuando se quemó el edificio de la Contraloría felizmente los indígenas no están ahí. Yo no sé cómo lo lograron “y discúlpeme si muchos de quienes actuaron ahí fueron indígenas, eran pagados desde el otro lado… por el anterior gobierno”.

Finalmente dijo que no descarta ser candidato en las elecciones del 2021, “pero eso dependerá de lo que diga el pueblo”, apuntó el dirigente.