A un año del desastre en Tanguarín

IBARRA. Mañana se cumple un año desde que en el sector de Tanguarín de la parroquía de San Antonio, vivió la destrucción de varias casas debido a la inundación que se dio producto de las fuertes lluvias ocurridas en el 2011, en la que se perdieron vidas y varias familias se quedaron sin hogar.

Situación Actual. Para aquellas familias que todavía permanecen en el lugar, el poder vivir con tranquilidad es un problema, las fuertes lluvias que aún afectan a todo el sector de Tanguarin, hace que exista un temor por que ocurra de nuevo un deslave.
Al recorrer las calles que fueron testigos del desatre que vivio la gente de Tanguarin, se puede evidenciar la terrible situación que viven algunas familias que se rehúsan a dejar sus casas, de las cuales poco quedó después del desastre.
Comunidad. Mariana Farinango, una de las afectadas del deslave, dijo no tener la ayuda por parte de las autoridades, que no solucionan su problema después del ofrecimiento realizado el año anterior.
Manifestó su preocupación   debido a que su casa a pesar de que no fue totalmente destruida, quedo con algunas deficiencias que provocan un alto riesgo para su familia.
Los pocos ingresos que le representa su trabajo como costurera, no le permiten a Mariana Farinango el poder reconstruir su casa que se encuentra en mal estado.

Recuerdo. Carmen Colimba, afectada,  aun recuerda cuando sus pequeñós nietos le avisaron de la inundación, lo que permitio que salven sus vidas al poder salir a tiempo de su casa. “Es muy difícil la situación que atravieso, por no tener una ayuda para poder vivir y no contar con los recursos para  recuperar todo lo que el fuerte invierno me quito”, dijo Carmen Colimba, refiriendose a su situación actual.
Motivos por los que la comunidad, principalmente los afectados, hacen un llamado a las respectivas autoridades del Municipio y del MIDUVI, con la finalidad de que se puedan dar soluciones a la dificil situación que atraviesan las personas en ese lugar.

Solución. Luis Sanchez, director provincial del Ministerio de desarrollo Urbano y Vivienda (MIDUVI), dijo que existió  una rápida solución al problema que vivió la comunidad de Tanguarín el anterior año,  Son 3 familias afectadas que ya cuentan con una casa en el sector de Pucahuayco, de un total de 11 casas que el MIDUVI, destinó para los damnificados de la inundación.
Ratifico que muchas de las familias que quedaron sin hogar producto del deslave, todavía se niegan a salir de ese sector, por  lo que varios de los esfuerzos realizados por la institución han sido en vano.