A sus 88 años, doña Piedad acudió a votar en Urcuquí

Antes de las 10:30 de ayer, acompañada de su hijo y su nuera, doña Piedad Ponce, de 88 años de edad, llegó hasta la Unidad Educativa Urcuquí.

El objetivo de la adulta mayor: ejercer su derecho al sufragio. Sandra Quiranza, su nuera, mencionó que, doña Piedad es apasionada con la política. Por ese motivo, a pesar de también presentar una discapacidad física, pidió a sus familiares que la lleven a votar.

En un domingo de elecciones, un equipo del Grupo Corporativo EL NORTE (GCN), realizó un recorrido por: Pimampiro, Urcuquí y Antonio Ante, tres de los seis cantones de la provincia de Imbabura. En más de un caso se pudo observar que la edad no fue un límite para ir a votar.

Por otro lado, en los exteriores de las unidades educativas Pimampiro y Alberto Enríquez, planteles situados en los cantones San Pedro de Pimampiro y Antonio Ante, respectivamente, se registraron largas filas de ciudadanos.

En el recinto electoral anteño, las filas de votantes superaron las tres cuadras. Este hecho, provocó molestias en decenas de ciudadanos, ya que, a muchos, les tocó hacer fila por más de una hora y bajo el ardiente sol.