A potenciar las matemáticas

El aprendizaje de las matemáticas cumple un rol importante dentro de la formación escolar, es considerada como parte de las asignaturas básicas de enseñanza y la de mayor dificultad.

Durante el año escolar que terminó, se entregaron los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA) Los resultados preocupan ya que el 71 por ciento de los estudiantes ecuatorianos no llega al nivel dos en matemáticas, considerado el nivel básico. En general, el estudiante ecuatoriano recuerda y aplica los diferentes procesos matemáticos, pero tiene serias dificultades en los ejercicios que requieren altos procesos cognitivos.

Los estudiantes utilizan a diario la memorización, pero memorizar es necesario para tareas simples: el aprendizaje de las tablas de multiplicar, por ejemplo, pero al avanzar a asignaciones más complejas como el cálculo de un perímetro, ya demuestran dificultades. Los problemas son claros: el uno tiene relación a los contenidos y el otro a la metodología. Los contenidos son repetitivos en la educación ecuatoriana, una reforma curricular urge; además, falta aprendizaje experimental, se debe brindar a los educandos espacios para ensayar, experimentar y probar cosas.

Debemos preguntarnos por qué otros países de Sudamérica con realidades sociales y económicas similares tienen resultados significativamente mayores en esta evaluación; es hora de que se tomen las medidas necesarias para revertir esta triste realidad.