A pesar del plantón en Rumichaca, los comerciantes deben esperar

Crear un corredor comercial que permita legalizar la entrada de mercadería y reactivar las actividades formales es una de las propuestas que se harán a las autoridades de frontera.
La medida surge ante la negativa a reabrir el puente internacional de Rumichaca.

La marcha realizada en el paso fronterizo entre Ecuador y Colombia, contó con al menos 600 personas, en su mayoría del lado colombiano.

“Estamos quebrados, ya son siete meses sin poder trabajar, esta situación es insostenible”, explica vía telefonía Alberto Rodríguez, comerciante de Rumichaca, quien espera una respuesta por parte del gobernador de Nariño.

Al menos 120 puestos y locales comerciales alrededor del puente internacional se ven afectados.

Locales de comida, cambio de moneda, bazares, cabinas telefónicas, servicio de internet sumado al comercio informal y al sector del transporte (buses y taxis) están inactivos desde hace 210 días. Justamente este sábado 17 de octubre se cumplen 7 meses del cierre del paso fronterizo debido a la crisis sanitaria derivada por la pandemia del Covid-19.

Precisamente el gobierno colombiano decidió cerrar todas sus fronteras fluviales, marítimas y terrestres para evitar la propagación del virus, que ha cobrado la vida de 28 141 personas en suelo cafetero.

Aunque el plantón contó con participación de comerciantes de los dos países, la situación es muy compleja y no se avizora solución alguna al menos hasta el próximo 1 de noviembre.

La Gobernación del departamento de Nariño, extendió el estado de calamidad pública, que se inició el 17 de marzo del 2020, por un periodo de seis meses en toda la región. Esta declaratoria obliga a mantener el bloqueo de la frontera ante la crisis sanitaria que viven los dos países.

Óscar Ruano, gobernador de Carchi, aseguró que se analizan alternativas para una apertura inteligente de la frontera, con medidas de control respectivas.

Sin embargo antes de tomar una decisión se debe evaluar toda la situación epidemiológica de la zona. La Cancillería de Ecuador y Colombia son las que tienen la última palabra para una reapertura del puente.

“Tarde o temprano el puente de Rumichaca se va abrir. Es una realidad que debemos afrontarla. Debe abrirse pero no totalmente”, explicó Jairo Pozo, presidente del Comité Cívico de Carchi, quien llegó hasta el paso fronterizo para solidarizarse con los comerciantes afectados.