A la Ciudadela lmbaya le urge una parada de bus

Hace algún tiempo ya que los moradores de la Ciudadela Imbaya conviven con un problema, mismo que por ahora no tiene solución, la falta de una parada de transporte público en la Panamericana E35, que colinda con su barrio.

Son reiteradas las quejas de los vecinos del sector, quienes argumentan que al no existir en la actualidad la estación en señalada, son susceptibles a varias problemáticas que les perjudican, de manera especial a las personas de la tercera edad. Entre los peligros de mayor riesgo están la delincuencia y la inseguridad vial principalmente.

“La verdad estoy muy preocupada por cuanto no hay paradas en la ciudadela para los buses que vienen del norte de la provincia, antes solían hacer la parada al pie del puente peatonal que conecta a la Unidad Educativa Otavalo con la Ciudadela Imbaya, la cual nos favorecía a nosotros y a mucha gente más para entrar al barrio sin peligro”, expresó Betty Calero, moradora del lugar.

Como se citó anteriormente, los principales afectados por esta situación son las personas de la tercera edad que habitan en la ciudadela, pues al retornar de sus actividades diarias tienen que desembarcar de los buses a la altura del complejo deportivo de la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo, provocando que se expongan al cruce de la avenida Juan de Albarracín, además de la Panamericana, sin mencionar que en horas de la noche, la delincuencia acecha por el sector.

“Yo soy una persona de la tercera edad, a veces llego en la noche y es bien delicado ahora en esta situación que estamos. Antes que era la parada en nuestra ciudadela no había problema. Para mí tenernos que bajar en la Liga Cantonal constituye un esfuerzo, un sacrificio y un riesgo; porque curzar la pana, a nosotros los “viejos”, nos da mucho temor, ya que a esta edad nos traicionan los reflejos. Tal vez para los niños y jóvenes no haya mucho inconveniente, pero yo en calidad de adulta mayor sí estoy preocupada”, agregó Calero.

Basados en esta contrariedad, los vecinos de la Ciudadela Imbaya se han organizado junto con la directiva del barrio, ancabezada por Diego Flores, para efectuar formalmente los pedidos necesarios a las instituciones pertinentes.

“Ya realizamos gestiones en el Gobierno Autónomo Descentralizado Municipal de Otavalo, pero nos comunicaron que no tienen competencia sobre la Panamericana E35. Por esta razón hicimos la petición al Ministerio de Transporte y Obras Públicas, tanto de Quito como de Ibarra, pero lamentablemente la documentación ha quedado en punto muerto. No tenemos todavía respuesta. Hemos seguido insistiendo, pero hasta el momento no tenemos respuesta alguna”, complementó el principal de la ciudadela.

En vista de que no se ha tenido respuesta al pedido del barrio, los afectados apelan al sentido de colaboración de las entidades competentes en el tema.

“Quisisera apelar al alto grado de trabajo y solidaridad de las autoridades, para con los pobladores de la Ciudadela Imbaya y ciudadanía en general, que nos ayuden con esta gestión para que vuelvan a hacer una parada donde anteriormente se la tenía”, concluyó la representante de las personas de la tercera edad del tradicional barrio otavaleño.

Por su parte, el dirigente Diego Flores, también se sumó al pedido: “Por favor autoridades, nuevamente insistimos, todos los vecinos de la Ciudadela Imbaya, principalmente las personas de la tercera edad, que son bastantes, solicitamos que se habilite la parada de bus al ingreso de la ciudadela en forma urgente, para evitar desgracias”.