A la cárcel por irrespetar a policías en Caranqui

caraqui

Ibarra.- Una llamada de alerta del ECU 9-1-1 a la 01:00 de ayer, hizo que dos miembros de la Policía Nacional acudieran a las calles Nazacota Puento y Duchicela, en el sector de Caranqui, para evitar una supuesta pelea callejera.

 

 

Al llegar, los gendarmes evidenciaron que se trataba de dos hombres en estado de embriaguez que se negaron a abandonar el lugar.

Los agentes agotaron todos los medios para que los sujetos se retiraran del sitio, sin embargo solo recibieron insultos. Los hombres pidieron en reiteradas ocasiones que los gendarmes se despojaran de sus uniformes para pelear.

Detención. Al notar la negativa de los dos individuos, los agentes del orden los aprehendieron y uno de ellos se abalanzó en contra de un policía y le rompió la chompa del uniforme.

Para evitar un enfrentamiento más grave, los uniformados usaron un agente químico (gas) y llevaron a los dos involucrados hasta el hospital San Vicente de Paúl, en donde uno de ellos continúaba haciendo escándalo y desafiando a los médicos de la casa de salud.

Ambos fueron trasladados hasta el Centro de Detención Provisional en donde se comprobó que respondían a los nombres de Néstor Rubén T. y Jorge Amado T., ambos de 41 años de edad, este último indicó ser miembro de las Fuerzas Armadas en servicio pasivo.

Audiencia. A las 10:00 de ayer los dos aprehendidos fueron presentados ante el juez de turno quién les juzgaría por el delito de ataque y resistencia.

Durante la diligencia judicial los dos se acogieron al derecho del silencio y fueron defendidos por una abogada de la Defensoría Pública.

Los dos policías involucrados presentaron como prueba la chompa rota y expusieron sus testimonios ante el juez, quién luego de escuchar las intervenciones sentenció a los dos hombres a 5 días de prisión y a cancelar la multa de 93,50 dólares cada uno. Los implicados deberán permanecer detenidos en el Centro de Rehabilitación Social de Ibarra.

Otro caso. A las 22:00 del viernes se registró una pelea callejera en la avenida El Retorno y Río Puyano.

Cuando los miembros policiales llegaron al sitio los involucrados huyeron en distintas direcciones, pero un sujeto identificado como Jonathan Mauricio M., empezó a insultar a los agentes del orden con frases desafiantes, por lo que fue detenido.

En la audiencia que se realizó la mañana de ayer, el involucrado mencionó que los gendarmes le echaron gas en cinco ocasiones y que le agredieron con un tolete, sin embargo eso no convenció al juez de turno y fue sentenciado a tres días de privación de libertad y a cancelar un total de 64,35 dólares de multa.