Ocho días detenida por agredir a Agentes Civiles de Tránsito

Una mujer fue sentencia a privación de la libertad por 8 días al ser encontrada culpable de agresión física en contra de dos Agentes Civiles de Tránsito (ACT). Dos hombres también fueron sentenciados a 5 días de prisión por ser los agresores verbales.

Según el boletín enviado por la Empresa Pública de Movilidad Movidelnor, la agresión se produjo por evitar el procedimiento en un operativo de control de estado de ebriedad. Los hechos ocurrieron el pasado sábado 6 de marzo aproximadamente a las 10:00 en las calles Eugenio Espejo y Rafael Sánchez, en Ibarra,

Un vehículo marca Chevrolet color blanco fue detenido en su marcha dentro de un operativo de estado de embriaguez. Al percatarse el ACT que el conductor tenía halitosis a alcohol, inició el procedimiento; sin embargo, sus acompañantes (1 mujer y 2 hombres) se bajaron del vehículo y buscaron interrumpir, de forma agresiva, el trabajo del uniformado.

El ACT pidió apoyo y al lugar llegaron 2 mujeres ACT que fueron agredidas de forma verbal y física por parte de los acompañantes del conductor.

Los hombres impidieron el procedimiento, mientras que la mujer, lanzó manotazos y jalones de cabello hacia las agentes causando daño a uno de los celulares en que se gravaba el procedimiento. Al lugar llegó la Policía Nacional, quien procedió al arresto de los acompañantes del conductor por agresión a servidores públicos.

En la audiencia de juzgamiento, el juez de la Unidad Judicial de Garantías Penales, Francisco Chacón, dictaminó privación de la libertad por 8 días a la mujer, por ser culpable de agresión física, y sentencia de 5 días de prisión para los agresores verbales.

La sentencia fue dictaminada según el Artículo 394 del Código Orgánico Integral Penal por contravenciones de segunda clase que determina que quien maltrate, insulte o agreda de obra a los agentes encargados de precautelar el orden público en el ejercicio de sus funciones, será sancionado con pena privativa de libertad de 5 a 10 días.

Además, el juez dictaminó una multa del 25% de un salario básico unificado a cada uno de los agresores y la reparación integral a la víctima con el pago total del bien dañado.