A favor del Atpdea

altWashington. Cristian Espinosa, dirigente de una delegación de empresarios de Ecuador que pasó cuatro días gestionando en la capital estadounidense la extensión de las preferencias arancelarias a los países andinos se mostró preocupado que la decisión se haya convertido en rehén de las disputas entre demócratas y republicanos sobre la agenda comercial estadounidense.


 Explicación. Cristian Espinosa, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana, dijo a la AP que tras sostener alrededor de 20 reuniones en el Departamento de Estado y especialmente en Congreso, la delegación de seis empresarios regresará a Ecuador con optimismo porque “no vemos objeción a que se apruebe ATPDEA una vez que pase el paquete” de medidas comerciales.
 Beneficio. Las preferencias arancelarias están contenidas en una ley que busca ayudar a estadounidenses desempleados por el libre comercio, y cuya renovación la Casa Blanca ha condicionado como requisito para enviar al Congreso los tratados de libre comercio con Colombia, Corea del Sur y Panamá. Los republicanos se negaron a renovar la ley conocida en inglés como TAA cuando expiró el 12 de febrero, alegando que sus beneficios son muy superiores a otros programas similares y que el nivel de gasto público registrado en 2009 no es sostenible en este momento. Espinosa descartó que el reciente impasse diplomático entre Ecuador y Washington pudiera afectar la aprobación. Dijo haber recibido confirmación de que no retirará del Congreso una solicitud de Hillary Clinton para renovar las Atpdea.