A cuidar el agua en carnaval

p5f1OTAVALO. Desde hace varios años el Gobierno Municipal de Otavalo promueve el cuidado del agua, para lo cual se realizan charlas educativas para evitar que durante el Carnaval se haga mal uso del agua potable sobre todo evitar la brusquedad en el juego, sostiene Sara Suárez, jefa de calidad ambiental de la municipalidad.

 

CAMPAÑA. Las charlas de sensibilización se efectúan durante todo el año con los estudiantes de colegios y escuelas, con la finalidad de cuidar el recurso hídrico y sobre todo evitar la agresión con las bombas llenas de agua, recalca la funcionaria.
Durante las charlas de concienciación se proyectan videos que muestran el problema que se dará a futuro si no se protege el recurso hídrico.

desfile. La Supervisión de Educación y la municipalidad han coordinado acciones con el propósito de estimular el festejo del carnaval de una manera distinta a la acostumbrada. Es importante promover el respeto hacia las personas, por cuanto el carnaval es una forma de agresión a las personas. La toma de conciencia sobre el respeto hacia el semejante es uno de los objetivos primordiales del desfile en el que participan carros alegóricos, danzas, música.
Con la realización de eventos culturales, se pretende fortalecer las distintas expresiones festivas del pueblo en el seno de las instancias educativas infantiles con proyecciones a conseguir la culturización del carnaval que suele ser agresivo cuando sin medir las consecuencias lanzan agua en las bombas que se convierten en unos proyectiles.

CUIDADO DEL AGUA. Se promueve además un espacio de reflexión sobre el manejo adecuado de los recursos, por cuanto en esta temporada se la malgasta y es un recurso no renovable.

CONTROL. La comisaria municipal, ha desplegado operativos de control en los mercados y tiendas de la ciudad, con la finalidad de socializar la prohibición en cuanto a la venta de las bombas. Con la realización de los controles en los últimos años se ha logrado reducir en un 90 por ciento la venta de estos productos. Esto a su vez ha permitido proteger la integridad de las personas y el mal uso del agua potable.
El control también se extenderán a las afueras de las instituciones educativas donde ciertos jóvenes utilizan el agua en bombas, harinas, tintes, huevos, cariocas y otras cosas para lanzar a las chicas.